Imposible Patrulla-X #1 (#83)

La Imposible Patrulla-X #1 (#83): Tala y quema

Imposible Patrulla-X #1«Están aterrados y necesitan nuestra ayuda«

 

Tras la borrachera de los 90, en 2004, Brian Michael Bendis se hizo con la cabecera de Los Vengadores. Y su primera misión fue destruirlos por completo. Hasta los cimientos. El guionista que ahora milita en la Distinguida Competencia taló el bosque de profundas raíces sobre el que se sostenía la colección y quemó los troncos caídos para poder plantar sobre las cenizas el que sería el germen de la todopoderosa Marvel de la pasada década. Bajo la batuta de C.B. Cebulski, la Casa de las Ideas busca ahora repetir la fórmula para recuperar el esplendor de la Patrulla-X, incapaz de encadenar más de una temporada con el mismo guionista desde que Jason Aaron abandonase a Lobezno y la Patrulla-X y Bendis hiciera lo propio con los jóvenes del pasado y los rebeldes del fallecido Cíclope.

 

No tengo muy claro si el plan le funcionará a la editorial (aunque la proximidad de dos series guionizadas por el insigne Jonathan Hickman nos hace salivar a quienes le gozamos en los Vengadores y las posteriores Secret Wars) por aquello de que destruir sin ton ni son no suele ser una buena estrategia, a no ser que se tenga un plan claro a partir del momento de mayor caída. Bendis se sacó de la chistera unos Nuevos Vengadores que serían una de las señas de identidad de la Marvel desde Desunidos y hasta la saga antes mencionada de Hickman. Si tras esta quema de rastrojos se planta algo capaz de echar unas raíces en condiciones tendremos mutantes para rato, si no… habrá que talar la selva entera para plantaciones de dos días.

 

«Me temo que esto sólo es el principio«

 

Por el momento tenemos una historia repleta de interrogantes en la que salen a escena algunos de los principales actores del presente y del futuro de los homo superior. Faltan Lobezno (ya queda menos), Xavier (a saber qué andará haciendo) y Cíclope (¡LEED eXterminio por diox!), pero la portada es muy explicativa: Tormenta, Jean Grey, Rondador, Bestia, Bobby… todos los que importan están ahí y todos van a jugar un papel importante en esta caída necesaria para poder volver a levantarse. También está, aunque no salga en esta portada (sí que lo hace en una estupenda versión en las interiores que nos muestra Panini), el Hombre Múltiple, un tipo con un peso bestial en esta trama y que también ha gozado de una serie propia que muy pronto analizaremos por aquí, pero que al parecer ha gustado mucho en Estados Unidos. Matthew Rosenberg (que también participa, junto a Ed Brisson y Kelly Thompson, en el guión de este crossover) escribe esa serie, así que la relación entre ambas tramas está más que asegurada.

 

Imposible Patrulla-X #1 (#83)

Imposible Patrulla-X #1 (#83)

 

Con un reparto de más de veinte personajes entre protagonistas absolutos y secundarios también se tiene tiempo (y esto me ha gustado mucho) para volver a poner el foco sobre la próxima generación de mutantes. Marvel selecciona a un grupo de eternas jóvenes promesas como las pupilas de Logan Oya y Armadura, los ya creciditos Alud y Camaleón o mi cada vez más favorito Glob Herman para poner en su boca la queja de todos los que nos hemos emocionado cuando el autor de turno decidía apostar por ellos… hasta que llegaba el siguiente y les tocaba volver a calentar banquillo. Su forzado segundo plano es una de las cosas que va a estallar a lo largo de esta trama (la otra me la reservo para cuando leáis el primer tomo) y espero, ruego y deseo que todo ello conduzca a que la editorial vuelva a concederles minutos. Son personajes que siempre han molado mucho y es muy injusto haberlos dejado de lado para apostar por los nombres importantes y gastados de tanto usarlos.

 

Patrulla-X Desunida se extenderá a lo largo de tres meses y nos promete no dejar títere con cabeza para que lo que nazca después pueda ser completamente nuevo. Al final de este número ya se adivina el humo de la quema intensiva, ya veremos si dentro de dos meses comienzan a germinar los brotes verdes.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados