Murciélago #9

Murciélago #9: Me explota la cabeza

Murciélago #9«No pudo morir cuando debería haber muerto«

 

Madre mía, madre mía… El noveno tomo de Murciélago hace que la locura que han supuesto los ocho números anteriores de esta indescriptible colección se me antojen un apacible paseo otoñal por la dehesa. Hasta un determinado punto dentro de esta serie teníamos un caso por cada tomo que nos leíamos. Con cada entrega, un nuevo asesino hacía acto de presencia y los servicios de Kuroko se hacían necesarios para atajar esta nueva amenaza. Luego llegó el Osenkai y con esta organización fueron confluyendo todas las tramas que se habían desarrollado hasta el momento y nos encontrábamos ante la primera trama que abarcaba mías de un tomo y que, de hecho, se ha alargado hasta el presente noveno número del manga que publica actualmente Panini en nuestro país.

 

La pregunta que flotaba en el ambiente era ese funesto ‘¿Y ahora qué?‘ que persigue a muchas series en cuanto dejan atrás a una historia especialmente profunda y significativa. ¿Volvería Murciélago a deslizarse a través de los casos de asesinos psicópatas? ¿Evolucionaría para desentrañar algunos de los misterios que nos habían sido planteados a lo largo de la trama del Osenkai? ¿O iría languideciendo su fuerza hasta diluirse en la de una serie intrascendente más? Pues nada de eso. O todo. O qué sé yo. Porque lo que nos encontramos en este tomo es una auténtica ida de olla que confieso que me ha encantado y que vuelve a dejarnos con la boca abierta.

 

«¿Crees que yo podría ser tu mamá?«

 

Kana Yoshimura se lleva a la protagonista y a casi todas sus amigas y aliadas de vacaciones a una isla desierta para descansar de todo lo que ha ocurrido recientemente. Para eso y para conocer mejor a la nueva adición al grupo de enfermas peligrosas que ha ido juntando a su alrededor esta asesina libidinosa. La excursión a la playa es, como muchos habréis sospechado, una excusa para mostrarnos cuerpos semidesnudos y para que Kuroko pierda la cabeza (y el bañador) una vez más. Pero también es el prólogo de una nueva historia que le da tal vuelta de tuerca al género de este manga que uno se queda descolocado, boquiabierto… y tronchado de la risa. El autor o bien tiene un morro enorme o tiene un cuajo que tira para atrás, pero el caso es que nos planta un tomo entero de ¡peleas de mechas! espectacularmente bien dibujados sin perder en ningún momento el estilo ni el alma de su historia.

 

Murciélago #9

Murciélago #9

 

Y sin renunciar, tampoco, a seguir dejando caer pequeñas semillitas en torno al cada vez más grande misterio que rodea al personaje de Hinako. Su papel como piloto del EVA… robot gigante (¿acaso podía pilotarlo algún otro personaje?) finaliza con una escena épica y peligrosa de la que todos salimos bastante más tocados que ella. Algo muy turbio o algo muy secreto ha pasado en el pasado con este personaje y el mangaka está teniendo un cuidado exquisito en no dejar caer más de la cuenta con cada nuevo tomo que sale a la venta. Todo esto es lo que hace de Murciélago la gran joya oculta del catálogo manga de Panini. Una auténtica locura no apta para menores… ni personas con el corazón sensible.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados