Patrulla X #5: Amanecer de X

Patrulla X #5. Amanecer de X: Historia ¿corta?

Patrulla X #5: Amanecer de X«¿Puedes ver algo?«

 

España no es Estados Unidos. Esto es así y hay que asumirlo. Es por ello que a veces pasan cosas como la que nos encontramos hoy en Patrulla X #5: Amanecer de X, en la que, en lugar de continuar leyendo la serie a partir del número #8 norteamericano (que es el que nos tocaba) nos ‘comemos’ el primero de los cuatro Giant Size X-Men que Marvel ha sacado en Estados Unidos como complemento a la serie principal. Esto pasa aquí porque hay un límite en el número de series a la vez que puede permitirse un ser humano en este país sin pasar por el engorro de vender a un hijo o alquilar un órgano. Así que Panini nos ahorra el mal trago injertando unas en otras, intentando por el camino que el Mr. Potato comiquero resultante no sea ilegible… y ya de paso cuadrando eventos y demás zarandajas que nos llegan desde el otro lado del Atlántico.

 

Con todo, hemos de estar agradecidos. Es mejor esto que no disfrutar de algunos cómics jamás (o que morirse, que diría la cría del vídeo aquel). Y lo cierto es que el que cae en nuestras manos en esta ocasión es todo un regalito. En él unen sus fuerzas Jonathan Hickman (si el guionista detrás de toda esta etapa está presente yo no me lo perdería) y nada menos que Russell Dauterman, responsable del arte de buena parte del Thor de Jason Aaron y de La Guerra de los Reinos, para una historia que nos entra por los ojos y que, además, suelta una perlita final que desdice la suposición inicial de que este cómic era una simple historia corta con la finalidad de profundizar en los personajes de esta etapa de la historia mutante.

 

«Tenemos que hablar«

 

¿Veis las dos frases que adornan este artículo? Pues son prácticamente las únicas que vais a poder leer en toda esta grapa. Hickman y Dauterman se marcan una sinfonía de imágenes por la que Jean Grey y Emma Frost navegan para tratar de ayudar a una amiga común en peligro. No hay palabras, pero no hacen falta, ya que las acciones de ambas y lo poco que leemos al final de este cómic explican con creces lo que está pasando. De cuando en cuando el mundo del cómic gusta de regalarse este tipo de historias tan puramente visuales y, para qué vamos a engañarnos, los lectores somos los grandes beneficiados de que guionistas y dibujantes decidan de cuando en cuando experimentar con las viñetas de esta forma.

 

Patrulla X #5: Amanecer de X

Patrulla X #5: Amanecer de X

 

Porque Patrulla X #5: Amanecer de X se disfruta un montón. El guionista le da al dibujante libertad creativa y éste se marca un viaje tan loco como hermoso. Merece la pena releer un par de veces el cómic, porque no sólo está repleto de detalles interesantes, sino que es una gozada para los sentidos y un divertido ejercicio en torno a la expresividad de sus protagonistas. El mes que viene volverán las historias donde las habíamos dejado, pero en esta entrega, de momento, Hickman nos demuestra que también hay hueco para la experimentación y el arte en este Amanecer de X.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados