Patrulla X #8: Amanecer de X

Patrulla X #8. Amanecer de X: Magneto, que te meto

Patrulla-X #8: Amanecer de X«Hace bastante tiempo que me interesan las islas. Llevo años coleccionándolas…«

 

La pandemia, los Giant-size X-Men, Imperio y la inminente llegada de X de Espadas se conjugan como una tormenta perfecta en torno a Panini y la editorial se ve obligada a publicar dos números de Patrulla-X en diciembre y nada menos que tres en este primer mes del año 2021. Como ya dijéramos con motivo de las dos grapas de Thor del mes pasado, esto es algo que antiguamente la editorial habría subsanado con un número doble o con un especial, pero la dependencia que existe ahora hacia la central europea (dependencia obligada, que no orgánica ni necesaria) obliga a la vertiente española a comulgar con algunas prácticas que no son del todo eficientes… ni baratas. En fin, al menos podemos decir que estamos disfrutando de un estilo de publicación muy cercano al original.

 

Nos ocupamos, pues, del primero de los dos cómics de la Patrulla-X que caen esta vez y eso significa abordar el tercero de los Giant-Size X-Men de Jonathan Hickman con artistas invitados. En esta ocasión el dibujo cae en manos de Ramón Pérez (le hemos visto intermitentemente en cómics como Lobezno y la Patrulla-X o la Valquiria de Jason Aaron) y el personaje central de la trama de este sustituto de los Annual es el Amo del Magnetismo. La historia nos traslada a una isla del Atlántico Norte (concretamente a Mykines, la que está más al oeste de las Islas Feroe), donde Magneto espera hacer un trato con su dueño para complacer a Emma Frost en uno de sus oscuros planes relacionados con el Club del Fuego Infernal, ahora al servicio de Krakoa.

 

«¿Te importa en absoluto lo que hace esto?«

 

La trama, que cuenta con Namor como estrella invitada, le sirve a Hickman para contarnos que, en medio de su enfrentamiento frontal con los seres de la superficie, Atlantis parece estar de buenas con los mutantes, lo cual no debería pasarnos desapercibido de cara a lo que pueda venir más adelante con las abiertas hostilidades que ha demostrado Namor para con los Vengadores. También le sirve esto al guionista para otorgarle al mutante una especie de regalo que aún no sabemos para qué servirá, aunque seguramente nos será revelado muy próximamente. Y finalmente tiene la utilidad de plantar la semilla de futuras tramas (quién sabe si de los Merodeadores o de la Patrulla-X en general) a través de la construcción de un baluarte de diseño muy… interesante que me sugiere un comportamiento muy inteligente (no podía ser menos) por parte de la Reina Blanca.

 

Patrulla X #8: Amanecer de X

Patrulla X #8: Amanecer de X

 

Pero sobre todo, esta historia funciona para que Hickman pueda desempolvar al viejo Erik Lehnsherr y llevárselo de excursión por el mundo mostrando su enorme poder, pero con un toque mucho menor de arrogancia del que nos tiene acostumbrados. Vemos a Magneto mucho más comedido a la hora de tratar con Emma, Namor e, incluso, con el viejo farero de la isla y uno no puede evitar preguntarse si Krakoa ha logrado, al fin, aplacar los ánimos de este irascible mutante o si, por el contrario, hay algo más detrás de este aparente cambio de actitud. Sólo sé que Hickman no hace nada gratuito en los cómics que está escribiendo y que haríamos bien en prestar atención a cada detalle (por nimio que parezca) de cada una de las grapas suyas que pasen por nuestras manos.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados