X-Force #8: Amanecer de X

X-Force #8. Amanecer de X: Tambores de guerra

X-Force #8: Amanecer de X«Creo que le falta poco, pero siempre podemos traerla de vuelta«

 

Tengo la impresión (y puedo equivocarme) de que cuando se planteó Amanecer de X, las series de Patrulla-X y Nuevos Mutantes iban a ser las que contaran la historia principal mientras que el resto irían rellenando los huecos y dotando a todo este ecosistema de historias de un contexto. Sin embargo, las aventuras de Ed Brisson se han ido haciendo más ligeras e irrelevantes, mientras que Marvel (y Jonathan Hickman) ha podido saborear de qué es capaz el bueno de Benjamin Percy. Su X-Force ha ido ganando peso desde aquel primer número en el que directamente se cargó a Charles Xavier. Fue toda una declaración de intenciones y desde entonces nos ha obsequiado con mil y una amenazas para la pax krakoana a la par que ha ido profundizando en la torturada psique de los integrantes de esta CIA mutante.

 

Es el caso de Dominó (cuya historia ha quedado inconclusa y mucho me temo que volverá antes o después a golpearnos por la espalda) o el caso de Coloso (no hagáis caso de la portada, nada que ver con lo que sucede dentro del cómic). A estos dos personajes Percy les ha debido de coger cariño, porque ha dedicado números enteros a explorar la profundidad de sus traumas y sus deseos de redención. Ahora, con una Neena revivida y viviendo el sueño que Peter quiso para sí, volvemos a verlos luchando juntos contra un enemigo que, tras lo que se nos muestra en la última página de este número, va a terminar de romper el corazón del gigante de acero.

 

«Empiezo a sospechar que esto es una distracción«

 

Es el caso también de una Bestia cada vez más deshumanizada (y cercana a la Bestia Oscura). Percy nos muestra a un Hank cada vez más confiado en su poder al frente de este grupo y en la capacidad de Krakoa para traer de vuelta a cualquiera de sus aliados caídos. Esto está claro que va a terminar pasándole factura, pero la incertidumbre de qué será lo que el guionista le tiene reservado alimenta mis ganas para seguir mes a mes leyendo este estupendo cómic. En esta entrega le vemos contemplar la muerte de una de sus subalternas sin inmutarse ni tan siquiera mover un músculo, más preocupado por la amenaza que suponen los invasores para su nación y por averiguar cómo demonios ha descubierto el enemigo tantas cosas acerca del funcionamiento de los mecanismos que ruedan por debajo de la isla mutante.

 

X-Force #8: Amanecer de X

X-Force #8: Amanecer de X

 

Por lo demás, nos encontramos ante una grapa que se supone que nos comienza a poner en la senda de X de Espadas (el primer gran evento de la era Hickman), pero que no da muchas pistas acerca de lo que esta historia puede suponer para los mutantes. Sabemos, por como termina este número, que los enemigos de Krakoa han robado un artefacto muy importante para los homo superior, pero no queda muy claro cómo podrán utilizarlo. Habremos de seguir leyendo las grapas de este mes (y más concretamente el especial del Día del Cómic Gratis) si queremos enterarnos de qué es lo que nos espera. En otro orden de las cosas, la siguiente entrega se salta un mes por aquello de buscar la sincronía con Estados Unidos (ya estará en vuestras librerías para cuando se publique este artículo) y ya estará probablemente metida hasta los corvejones en el citado crossover mutante. Pase lo que pase, estando Percy a los mandos seguro que nos espera una lectura de lo más interesante.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados