Salvajes Vengadores #2

Salvajes Vengadores #2: Dragones y mazmorras

Salvajes Vengadores #2«Témeme, obedéceme y serás recompensado con un gran poder«

 

¿Se puede escribir una historia sin apenas argumento y que, aún así, apetezca leerla? Este parece haber sido el reto que se ha marcado Gerry Duggan para la creación de estos Salvajes Vengadores y de momento, cuando Panini Cómics ha estrenado apenas dos números en España, la cosa parece que le ha salido bien. No hay más historia en Salvajes Vengadores que la de una secta muy mala que está matando gente y unos héroes muy brutos que están acuchillando a los sectarios y a cualquiera de sus aliados, pero la cosa es que, pese a lo tenue de su argumento, apetece bastante seguir leyendo mes a mes lo que ocurre en la serie que pretende normalizar la presencia de Conan en las colecciones marvelitas.

 

Tras el primer número, tan del estilo de los cómics del cimmerio que comenzaran a publicarse allá por los años setenta del siglo pasado, nos llega una nueva entrega que ahonda en el origen de los villanos y que sigue trayendo a nuevos jugadores al tablero de juego que ha preparado el guionista. Y el concepto de tablero no es baladí, porque le hallo a esta segunda entrega un fuerte aroma a Dungeons & Dragons. Durante mis (numerosos) años de universidad no fueron pocas las partidas de rol en las que participé (o para las que escribí una historia) y en esta colección nos estamos encontrando con muchos de los ingredientes que utilizaba en aquel entonces: tenemos un mago tenebroso, una ciudad ruinosa en mitad del bosque, un bárbaro, un caballero (samurái), al mago del grupo de aventureros. Faltan por reunirse el arquero (Punisher), la ladrona (digamos que Elektra puede pasar por ella en su lado ninja)… y el simbionte (si alguien me puede decir con qué clase casaría este personaje lo agradezco).

 

«Tú no eres quien predije que vendría por el amuleto«

 

Me intriga saber cómo piensa Duggan alargar la trama para que dure más de seis números. Porque la verdad es que en lo poco que llevamos los principales actores no sólo han aparecido, sino que ya han interactuado entre ellos en un escenario que no es tan grande como para justificar un viaje y las peripecias que éste conllevaría. Queda siempre la opción de despertar al dios maligno cuyo ritual se ha interrumpido, pero eso, lejos de alargar la historia, la conduciría a un irremediable final, ya que no hablamos de una deidad sibilina, sino de un gigante que destruye y come gente, un rival bastante apto para los guerreros que el guionista está reuniendo, pero una elección imposible si uno pretende proponer una historia que funcione durante más de seis meses.

 

Salvajes Vengadores #2

Salvajes Vengadores #2

 

Con estas preguntas de fondo, de momento nos limitamos a disfrutar de una serie en la que sus protagonistas pueden desmelenarse y actuar de la manera salvaje en la que están acostumbrados a desenvolverse, sin los miramientos ni las cortapisas que trabajar en grupos más ‘para todos los públicos’ les han obligado a adoptar en el pasado más reciente. Aquí tenemos a Conan haciendo de Conan, a Lobezno siendo el mejor en lo suyo y, pronto, tendremos a Frank Castle vaciando sus cargadores contra todo lo que se mueva y a Elektra y Venom poniéndonos los pelos de punta. Esta no es una serie de profundas reflexiones sobre la vida y crítica social encubierta, sino una de espadazos, frases lapidarias, sangre a borbotones y situaciones al límite. Justo lo que esperábamos de ella cuando la fuimos a comprar a la librería.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados