X-Force #12

X-Force #12. Reinado de X: Love and six feet under

X-Force #12«Hoy es un buen día para no morir«

 

¡¿Quién lo hubiera dicho?! Tras años dando por saco en las distintas formaciones de la Patrulla-X, a Quentin Quire le va a tocar madurar a las órdenes del bueno de Benjamin Percy. Ya en tiempos de Marvel Now! Jason Aaron trató de darle el empujón necesario a este mutante omega para que se convirtiera en el líder en el que siempre había deseado convertirse. Sin embargo, el repentino final de la etapa de este guionista al frente de Lobezno y la Patrulla-X (y la espantosa etapa posterior de Jason Latour) hicieron que todos estos planes no cuajaran. Tras ello, el cargante chaval de pelo chicle ha estado aquí y allá sin llegar nunca a demostrar todo su potencial ni plantearse tan siquiera que otra actitud ante la vida era posible. Aunque pasaría para siempre (aunque a regañadientes) a considerar a Lobezno como su gran mentor, que algo queda.

 

La terapia a la que le ha sometido Percy es la más salvaje que jamás hayamos visto en una serie marvelita. El guionista lo había matado tres veces en lo que llevamos leído de colección y ahora vemos, al principio de esta entrega, que el pobre de Quire ha sufrido al menos otra docena de muertes desde que es miembro de X-Force. Demasiadas como para que cualquiera no comience a preguntarse si acaso le ha mirado un tuerto… o si tal concatenación de defunciones no responde a una serie de deseos reprimidos de su subconsciente. Una manera dura y terrible de aprender a buscar algo más en la vida, pero una manera al fin y al cabo. Ventajas de los protocolos de resurrección krakoanos.

 

«Hay una parte de ti que nunca me has dejado ver«

 

Lo cierto es que Percy nos ofrece este mes un número que mezcla a la perfección momentos divertidos (hay algunas escenas del principio de este capítulo dignas de los Happy Tree Friends), profundos (el guionista está profundizando como pocos en la personalidad de los personajes a su cargo) e intrigantes. Tenemos un misterio entre manos, una trama que no parece que vaya a ser igual de relevante que otras a las que se ha enfrentado el grupo de operaciones especiales, pero que puede hundir profundamente sus garras en los protocolos de resurrección, acotándolos o haciendo que acceder a ellos sea mucho más complejo y, de alguna manera, dándole un nuevo giro a la fabulosa era que nos ha traído Jonathan Hickman a los amantes del homo superior. El cómic se lee en un suspiro, pero pide un par de relecturas para poder quedarnos con los detalles más relevantes y esto se agradece cuando uno ha pagado tres euros por la grapa que nos pone Panini cada mes en las librerías.

 

X-Force #12

X-Force #12: Reinado de X

 

Y, además, tiene pinte de haber sido un reto muy divertido para Joshua Cassara dibujar este número de X-Force. Ya las primeras viñetas son un cachondeo, pero es que las reinterpretaciones grotescas de nuestros héroes y la búsqueda de un nuevo look al final del número han tenido que ser algo muy grato de dibujar para el artista a cargo de esta colección. Son colecciones como ésta (o la de Guardianes de la Galaxia, S.W.O.R.D., Thor…) las que me confirman que hace un tiempo, cuando Brian Michael Bendis hizo las maletas, Marvel pudo perder momentáneamente el pie, pero que en la actualidad la Casa de las Ideas cuenta con un grupo de cuatro o cinco autores que están haciendo que no se eche a nadie de menos en sus colecciones y que nos están dejando con unas historias a las que la Distinguida Competencia no puede aspirar ni a acercarse.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados