Calle Cloverfield 10

Calle Cloverfield 10: Talento desaprovechado

Se ha armado mucho revuelo durante las últimas semanas a raíz de la revelación del título definitivo de Calle Cloverfield 10 (antes The Cellar) y de su supuesta vinculación al universo creado por J.J. Abrams y Matt Revees en Monstruoso. Después del visionado, si bien es cierto que se hacen algunos guiños a aquella, la sensación que queda es la de haber sido testigos de una excelente campaña de márketing. Y es que ni secuela, ni nada, Calle Cloverfield 10 funciona como producto independiente y si no es por las declaraciones de sus responsables, nadie diría que ambas producciones forman parte del mismo cosmos.

 

Mary Elizabeth Winstead

 

Dan Trachtenberg debuta en el largometraje con una propuesta que aborda la sci-fi desde una perspectiva más bien modesta, en la línea de productos como Más allá del límite o En los límites de la realidad. A partir de una sugerente premisa (una chica sufre un accidente y es “rescatada” por un hombre que, tras encerrarla en un búnker, asegura que el mundo ha sido devastado por un ataque químico), desarrolla una suerte de juego entre el gato y el ratón.

 

El problema radica en que las cartas se revelan demasiado pronto. El dilema de la protagonista entre creer a pies juntillas a su salvador o escapar de su encierro hacia un exterior donde reina la incertidumbre, se soluciona mucho antes de lo previsto. De esta forma se pierde parte de la tensión y de ese choque entre los personajes atrapados en una situación límite. Aún con todo, el director logra mantener el ritmo a lo largo de toda la cinta, salvando muy bien las limitaciones que provoca construir toda una historia alrededor de un único escenario. Incluso en el giro final de guion, Trachtenberg se permite jugar y dejar constancia de porque J.J. Abrams se fijo en él.

 

John Goodman y Mary Elizabeth Winstead

 

Si por algo funciona el misterio es por la actuación de su trío protagonista, especialmente por la dupla formada por John Goodman y Mary Elizabeth Winstead. El veterano intérprete juega muy bien con la ambigüedad de su personaje, extremando sus reacciones a medida que la convivencia en el búnker se va haciendo más insostenible con el paso del tiempo. En cuanto a Winstead, si bien empieza algo dubitativa, como una damisela en apuros de manual, poco a poco va evolucionando hasta erigirse como una heroína con multitud de recursos. La dinámica que se crea entre ellos es formidable, son quienes realmente transmiten la tensión de la situación.

 

Lamentablemente la película se ve arrastrada por una excesiva preocupación analizar y justificar cada uno de los pasos que da su guion, en lugar de permitir que fluya de forma natural. Todo está muy medido, encorsetado, lo que lleva a la prematura revelación de intenciones de los personajes que comentábamos antes. Rascando un poco es fácil darse cuenta de la simplicidad de la propuesta, pero muestra una obsesión por complicar las cosas sin necesidad. Como resultado nos encontramos con una cinta muy fría, que no deja que sus piezas exploten todo su potencial. Al final, Calle Cloverfield 10 queda como un título tipo de eventos como la Muestra Syfy, cuando podría haber sido mucho más.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados