El Fantasma de Gaudí

El Fantasma de Gaudí: De película

El Fantasma de GaudíPrepárese. No es una vista agradable

 

A El Torres se le conoce, sobre todo, por su interesante obra en lo que al terror se refiere (sin ir más lejos, podéis leer en nuestra web las impresiones que nos causó Las Brujas de Westwood, también publicada de Dibbuks), sin embargo, ahora nos sorprende con un thriller de los de asesino en serie suelto por la ciudad y nos atrapa de tal manera que logra que el cómic se lea de una tacada. El Fantasma de Gaudí es uno de esos tebeos de ritmo apasionante que tienen mucho más bajo su portada de lo que su título ofrece a simple vista y cuya historia tiene tal poderío gráfico que no nos cuesta imaginarlos en la vida real o, menos peligroso para nosotros, en una sala de cine.

 

Se acompaña el guionista en esta ocasión por Jesús Alonso Iglesias (un tipo al que simplemente admiro por haber estado relacionado con mis casposos y adorados Street Sharks, pinchad en el enlace para verlos en toda su gloria), quien ha debido realizar un esfuerzo salvaje (a nuestra entrevista me remito) para plasmar no sólo lo que la acción de cada escena requería, sino la complejidad y la aparente anarquía a la que responde la obra arquitectónica y monumental del genio de finales del siglo XIX y principios del XX.

 

Cuando los de los telediarios y los tertulianos sumen dos y dos, va a llover mierda de arriba abajo

 

Pero centrémonos en la historia. Un loco anda suelto por las calles de Barcelona y se está dedicando a matar a gente más o menos importante en puntos clave de la ciudad de maneras a cada cual más desagradable y ‘artística’. Tras sus pasos irán el inspector jefe Calvo y una cajera de supermercado, Toñi, que se verá envuelta en la trama por casualidad y que no podrá escapar del embrujo de las hermosas obras que contemplan, impasibles, los horribles asesinatos perpetrados por el ‘fantasma’ del arquitecto. Sus caminos y los del (¿o de los?) asesino se cruzarán y entrelazarán para contarnos una historia en la que el pasado y la visión del arquitecto barcelonés saldrán a relucir.

 

El Fantasma de Gaudí

El Fantasma de Gaudí

 

El Torres y Jesús Alonso Iglesias lanzan a los personajes tras el esquivo asesino en una frenética carrera a través de algunos de los puntos más emblemáticos de la ciudad condal siempre a un paso del psicópata y siguiendo el reguero de cadáveres que deja a su paso. No sé si existe tras la obra una voluntad (o una inspiración) cinematográfica, pero su interesante planteamiento y la verosimilitud de los personajes y las escenas es tal que no me extrañaría que alguien se animara en un futuro no muy lejano a trasladar las viñetas al celuloide, que no sólo de superhéroes vive el cine contemporáneo y los buenos thrillers siempre contarán con una legión de incondicionales.

 

El Fantasma de Gaudí no viene a romper esquemas ni a contarnos una historia que nos haga contemplar al artista que le da nombre con otros ojos. Nace con la voluntad de acercarse a la obra de Antonio Gaudí desde otro punto de vista y homenajearle a él y a todo lo que le ha rodeado antes y después de su muerte durante el último siglo. Dibbuks vuelve a acertar con un cómic que da gusto exhibir en la estantería.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados