Batman: Tierra de Nadie vol. 3

Batman. Tierra de Nadie vol. 3: Calle a calle

Batman: Tierra de Nadie vol. 3Ahí está vuestro salvador

 

Tercer volumen del macroevento que en 1999 mantuvo ocupados a todos los miembros de la Bat-familia y a unos cuantos invitados especiales. Gotham era arrasada por un terremoto, aislada y olvidada por un gobierno interesado en mirar a otro lado y de entre los escombros y las cenizas surgía una civilización reducida a lo más básico, a la supervivencia y al día a día, y que era controlada por un reducido grupo de cabecillas al mando de otras tantas facciones enfrentadas. Con ese panorama, más que una gran trama central, se imponía un cúmulo de pequeñas historias que nos mostrasen el lento resurgir de Gotham y la perseverancia de sus héroes, sometidos a la prueba más dura de sus vidas.

 

El primer volumen, que ECC publicó allá por octubre del año pasado, nos mostraba el regreso de Batman a una ciudad desolada y el nacimiento de la facción de los Chicos de Azul, antigua policía gothamita a las órdenes de un Jim Gordon convertido en benevolente tirano. Frente a esta primera entrega oscura y con pocos motivos para la esperanza, nos encontrábamos con un segundo volumen algo más descafeinado (aún me dan tiritonas con Young Justice…) y ahora, con la entrega que llegó a nuestras estanterías el pasado mes de enero, toca recuperar parte del ambiente sombrío del primer álbum, pero con dos o tres gotas más de optimismo en una ciudad cuyos habitantes se niegan a agachar la cabeza y dejarse arrastrar a la perdición.

 

El calcetín tiene razón… Hurra por el calcetín

 

Vuelve a iniciar el tomo Azrael y su persecución de Nick Scratch, un villano tan menor como el propio héroe con el que se enemista. Con su carisma potenciado, Scratch trata de levantar a las masas de ciudadanos hambrientos a su alrededor, para ganarse su adoración y, ya de paso, conquistar la ahora debilitada ciudad de Gotham. Poco más podemos sacar de un primer par de capítulos que sirven para poner de manifiesto que Jean-Paul Valley poco tiene que contar sin su máscara y su traje de la Orden de San Dumas. Le sigue, sin embargo, una terna de historias cortas de las que he de remarcar la de ‘Conectar, Sintonizar y Alucinar‘, un relato absolutamente optimista y divertido en el que el protagonista indiscutible es un chaval que trata de salvar a su ciudad a través de lo único que tiene a mano y que sabe hacer funcionar: la televisión.

 

Batman: Tierra de Nadie vol. 3

Batman: Tierra de Nadie vol. 3

 

Sigue a estos breves vistazos a la vida de la Gotham en ruinas la primera de las tres historias de importancia que contiene este número. En ella Nightwing recibe el encargo de hacerse con el control de Blackgate para hacer que en ella vuelva a reinar una cierta calma. ¿Antes de su llegada? Bueno, digamos que Batman había recurrido a un mal menor para manejar a una de las cárceles más famosas del universo DC y, gracias a ello, tener un lugar en el que ir dejando caer a todos los malhechores y parásitos que fuera deteniendo por las calles de esta asolada ciudad. Dick Grayson se encuentra un panorama terrorífico al entrar en la penitenciaría: una cárcel vacía con un sótano abarrotado en el que se junta lo peor de lo que ha ido capturando hasta el momento el Caballero Oscuro. Con todo, por el propio carácter alegre y macarra del primer discípulo de Bruce Wayne, nos encontramos ante una aventura divertida que aporta, también, su granito de orden a la ciudad que trata de revivir desde sus cenizas cual ave fénix.

 

Sabía que vendrías, amor mío

 

Sin un momento para respirar, da comienzo la segunda de estas historias que, pese a no ser más que un preludio para la tercera (y quizás más importante de las tres), contiene algunos detalles muy interesantes (por algo el guión es de Greg Rucka) y varias ilustraciones bastante logradas por Dan Jurgens. En ‘Fruto de la Tierra‘ volvemos a ver a Hiedra Venenosa y a Clayface, una relación que ya hemos visto repetirse otras veces en los cómics (la última en Detective Comics hará un par de años). Rucka nos hace ver que en una tierra en la que el agua potable y los alimentos escasean Hiedra, con su poder para purificar el aire y el agua y su capacidad para hacer brotar árboles frutales de la nada, se acerca bastante al concepto de diosa que se podría tener en una situación así. Más aún, el guionista tiene tiempo en escasos tres capítulos para reflexionar acerca del destino de los huérfanos y los niños abandonados a su suerte en una ciudad en ruinas como Gotham. Su lectura no decepciona señor Rucka.

 

Batman: Tierra de Nadie vol. 3

Batman: Tierra de Nadie vol. 3

 

Antes de que otras cuatro historias menores (o no tanto, que ahí tenemos de nuevo a Bane liándola parda) cierren este tercer tomo, Catwoman protagoniza el argumento más disparatado, simpático e interesante del tomo. La gata ladrona es forzada a volver a Gotham desde una Manhattan que ha aprendido a desconfiar de Selina Kyle al tiempo que ha puesto precio a la cabeza de su alter-ego más llamativo. ¿El motivo? Que aún desde una ciudad derruida, Batman es capaz de atraerla de una manera casi irresistible. Su historia, que probablemente no lleguemos a ver completa ni tan siquiera en el cuarto volumen de esta colección, es una fuente abundante de carcajadas, pero gira en torno a unos misteriosos discos que Batman necesita con urgencia y que podrían estar relacionados con la reconstrucción que todavía no ha hecho amago de comenzar en una Tierra de Nadie que cada vez comparte más gente.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados