Superman: Reyes de la Hechicería

Superman, el Hombre de Acero. Reyes de la Hechicería: Espada, brujería y futuros apocalípticos

Superman: Reyes de la HechiceríaAhora que la pareja formada por Batman y Superman está más de moda que nunca gracias a la nueva serie regular de DC y la nueva entrega de las aventuras fílmicas del Hombre de acero que está en preparación, ECC ha decidido sacar del armario una historia que fue publicada originalmente en la cabecera Superman/Batman en 2011 (números #81-84 USA) y que, como indica el título de esta reseña, tiene como grandes ingredientes: armas blancas, magia negra y futuros poco halagüeños.

 

En el que fuera primer (y único) acercamiento del guionista Cullen Bunn a ambos personajes nos encontramos con una historia que promete más de lo que ofrece. El previsible desarrollo de la trama, la indiferencia que sentimos hacia el destino de sus personajes y la poca profundidad que se le da a la realidad apocalíptica en la que transcurre parte de la misma son las notas dominantes del relato. Dejando a un lado esa continua sensación de “esto ya lo he leído” (la originalidad no es el fuerte de la historia), el principal problema de Reyes de la hechicería radica en que Bunn se centra en abordar un enfoque más detectivesco cuando lo que sus páginas nos piden a gritos es un desmelene épico y fantástico. Tenemos a un Superman blandiendo una espada y un mundo obligado a vivir en una era pretecnológica por culpa de una suerte de pulso electromagnético perpetuo, ¿y nos preocupamos solo de las pesquisas de un murciélago y un mono? A pesar de todo, Reyes de la hechicería es un digno entretenimiento recomendable, sobre todo, para los fans de este dúo de héroes.

 

Respecto al trabajo de Chriscross a los lápices cabe destacar lo bien que retrata las expresiones de los personajes y como plasma las escenas de acción, ágiles y fluidas. Quizás se echen en falta más viñetas que nos muestren la Gotham futurista en la que transcurre la historia, pues casi todos los escenarios son espacios cerrados, lo que le restan un puntito de espectacularidad al acabado visual. Elogiable es también el entintado de Marc Deering y el color de Brad Anderson.

 

Como apunte final valgan un par de tirones de oreja. El primero respecto a los artículos que sirven acompañan al tomo. Estos deberían aportar información sobre la historia, profundizando en su génesis o en algún aspecto concreto que de un valor añadido al tomo y que inviten a hacer una segunda o una tercera lectura. Pero cuando quien escribe es un fan y se limita bien a enumerar las veces que Superman y Batman han compartido cabecera, bien a hablar de otras historias, el sentido analítico que deberían tener estos escritos se pierde por completo. El segundo hace referencia a la elección del arco argumental a editar. Con la de buenas historias que componen la colección Superman/Batman (2003-2011), entre las que encontramos por ejemplo The Supergirl from Krypton (que cuenta con una versión animada titulada Superman/Batman: Apocalypse), decantarse por un relato que destaca más que nada por su llamativa portada y que solo satisfará de verdad a los fans, es una decisión bastante arriesgada.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados