Superman: Kriptonita

Superman. Kriptonita: Más que humano

Imprescindible. Así, tal cual. Superman: Kriptonita debería ser una lectura obligada para todo aquel que estime a Superman. Y también para quienes se sienten hastiados de la aparente perfección del hombre de acero. Darwyn Cooke llega, como pocos lo han hecho antes, a la esencia misma del kriptoniano y lo envuelve en una absoluta capa de humanidad que emociona hasta al corazón más bravucón.

 

Superman: Kriptonita

 

ECC Ediciones recupera esta miniserie en un libro en cartoné enmarcado dentro de su colección Grandes Autores de Superman y nos da la oportunidad de (re)descubrir porque Superman es el superhéroe más seguido del mundo y porque sus legiones de seguidores son tan fanáticas. Darwyn Cooke dirige su mirada a los primeros tiempos del kriptoniano en Metrópolis, a un momento indeterminado en el que lleva poco tiempo luciendo su famosa S en el pecho y en el que todavía no conoce el alcance real de sus poderes ni de sus limitaciones.

 

El guionista lleva al personaje a una etapa de aprendizaje, una en la que todavía no tiene muy claro como lidiar con sus diferentes facetas, lo que le permite explorar aspectos en los que rara vez se explora, como son el miedo y la frustración. Ya hemo sido testigos mil y una veces de como Superman se ha enfrentado a la muerte y de los grandes sacrificos que ha tenido que hacer por proteger a los suyos, pero (casi) siempre desde una perspectiva demasiado épica, grandilocuente. La particularidad que le imprime Cooke es que su Superman lo hace desde el desconocimiento propio de alguien que aún no sabe cuál es su potencial. Verbaliza ese miedo al fracaso (e incluso a la muerte) ante situaciones de las que no tiene la certeza de que vaya a salir bien parado. Y potencia esa vulnerabilidad a través de sus seres queridos. Las escenas que comparte Clark con sus padres en Smallville o la cita frustrada con Lois son un buen ejemplo de ello. Cooke se esmera mucho en humanizar al superhéroe.

 

 

Superman: Kriptonita

 

A través de una historia que se permite crear nuevos elementos dentro de la mitología kriptoniana somos testigos también del fatal destino del planeta natal de Kal-El. Cooke aprovecha la oportunidad por hacer un repaso a la iconografía del hombre de acero, plasmando las relaciones más importantes de su vida: Lois, Jimmy Olsen, Lex Luthor… a fin no solo de rendir homenaje, sino de engatusar a los lectores, siendo esta una estupenda oportunidad para acercarse al personaje si no se es un consimudor habitual de tebeos. Superman: Kriptonita tiene todo lo que se le podría pedir a una historieta de este tipo: misterio, aventuras, comedia, emoción y esperanza, esa inquebrantable esperanza de Clark Kent por el mundo.

 

En el arte Cooke se acompaña muy bien de Tim Sale en el color y de Dave Stewart en el color. Con algunas escenas muy poderosas, la del salvamento del volcán puede ser un buen ejemplo, Tim Sale equilibra bastante bien la épica de las secuencias de acción que así lo exigen, con un toque más íntimo en las escenas conversacionales en las que nuestro héroe se desnuda ante sus seres queridos.

 

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados