Unity #1: Matar a un rey

Unity #1: Una ventana a Valiant

Unity #1: Matar a un rey«Rusia no titubeará y os matará a todos si hace falta«

 

Marvel tiene a sus mil y un equipos de Vengadores, DC a sus tres o cuatro Ligas de la Justicia, ¿y Valiant? Valiant nos presenta en este número a Unity, la combinación de algunos de sus ‘héroes’ más poderosos para hacer frente a las más peligrosas amenazas de su universo.

 

Matt Kindt, actualmente involucrado en varias de las series de la editorial (Ninjak, Rai…) y autor de la infumable Frankenstein: Agente de S.H.A.D.E., se coloca al frente de la colección que agrupa a personajes clave del universo Valiant como Gilad (Eternal Warrior), Ninjak, Livewire y Harada frente a la amenaza de X-O Manowar, el visigodo Aric Dacia que reclama la soberanía de los territorios que antaño fueron de su gente.

 

«Eres un necio Gilad. Sé luchar contra varias hordas enemigas a la vez«

 

Unity se enfrenta a un problema que muchos de vosotros ya os habréis planteado, pero lo sortea con habilidad y lo convierte en una de sus mejores armas. Me refiero, por supuesto, al desconocimiento en este país del Universo Valiant. Uno podría plantearse que es complicado aterrizar en la serie de un super-equipo sin haber conocido primero a sus integrantes de forma individualizada. Esto es cierto en parte (las maquinaciones de Toyo Harada y su proyecto Harbringer resultan incomprensibles si no hemos leído nada acerca de este personaje anteriormente), pero lo cierto es que Kindt organiza la historia de tal manera que cada personaje vaya demostrando sus habilidades y, en mayor o menor medida, su historia y afiliaciones, convirtiendo a Unity en una perfecta puerta de entrada al Universo Valiant en lugar de una meta que alcanzar a través del resto de publicaciones de la compañía.

 

Unity #1: Matar a un rey

Unity #1: Matar a un rey

 

Sí que es cierto que se habría agradecido mucho una pequeña introducción del estilo de «este personaje viene de aquí y puede hacer estas cosas» al principio del primer volumen, más allá del gráfico que sí explica de dónde viene el primer villano al que se enfrentan los protagonistas. Habrían sido una o dos páginas extra que se habría tenido que trabajar Joseba Basalo por su cuenta, dado que la edición norteamericana tampoco las consideró necesarias, pero quizás habrían servido para eliminar esa primera barrera con la que nos encontramos al caer por vez primera en los cómics de supergrupos heroicos.

 

«Me debe una por haber matado a mis polluelos«

 

Para aquellos que aún tenéis dudas así va un breve repaso de los personajes que pueblan las páginas de Unity #1:

 

  • Toyo Harada: El psíquico más poderoso del planeta es un hombre complicado con una visión acerca del futuro de la humanidad que le ha llevado a construir un imperio corporativo que sirve tanto para hacer el bien como para enmascarar infinidad de prácticas de mucho más dudosa moralidad. Es el autoelegido líder de Unity y, quizás, el único capaz de ver más allá de las enormes diferencias entre sus integrantes.
  • Amanda Mckee (Livewire): Con la habilidad de ‘hablar’ con cualquier sistema operativo o aparato electrónico. Fue rescatada por Harada de una infancia miserable y pronto se convirtió en una de sus más fieles aliadas. Sin embargo, durante los últimos tiempos esta fe inquebrantable ha sufrido varios peligrosos reveses.
  • Gilad Anni-Padda (Eternal Warrior): Ya hemos hablado antes de él por aquí gracias a la estupenda serie sobre el personaje que ha escrito Greg Pak y que Aleta ha publicado en dos volúmenes. Gilad es uno de los pocos seres inmortales del universo Valiant. Elegido por los dioses para proteger la tierra y la vida, es un guerrero consagrado que ha ido aliándose con unos u otros humanos según la era en la que ha vivido.
  • Colin King (Ninjak): Especialista en armas del MI-6 (sí, la misma agencia en la que trabaja James Bond) contratado inicialmente por una raza alienígena para hacerse con la armadura de X-O Manowar. Es lo más parecido a un mercenario dentro de este grupo, pero mezclado con el síndrome del playboy que ya han demostrado otros personajes de cómic anteriormente (a la mente me viene Iron Man).

 

Unity #1: Matar a un rey

Unity #1: Matar a un rey

 

Ante ellos se alza Aric Dacia, un visigodo raptado por una raza alienígena de la que consigue escapar tras hacerse con su más poderosa arma (la armadura de X-O Manowar). Cuando llega de nuevo a la Tierra descubre que han pasado siglos desde su rapto y ahora reclama como suyas las tierras de Rumanía. Su carácter y manera de hablar son muy cercanos a los del Thor de Marvel, aunque su manera de luchar dista mucho de centrarse en el lanzamiento de martillos.

 

«¡Se celebra un fiestón en nuestra prisión ilegal secreta!«

 

Al margen de los personajes, Unity destaca por su inserción en el mundo real (no más Latverias o Metropolis) y por la certeza de que aquí los enfrentamientos entre personajes no se centran en un par de puñetazos, sino que las más de las veces buscan la letalidad. Aparte, los protagonistas distan mucho de los arquetipos superheroicos (quizás la más cercana sea Livewire) y sus historias están plagadas de luces y sombras, lo que definitivamente los hace mucho más cercanos al lector pese a lo fantástico de sus poderes o vinculaciones.

 

Unity #1: Matar a un rey

Unity #1: Matar a un rey

 

Doug Braithwhite es el encargado de ilustrar este primer volumen de Unity. El británico posee una amplia experiencia en el terreno de los superhéroes (con colaboraciones para las sagas mutantes de Universo X y Paraíso X y un aclamado trabajo dentro del crossover Miedo Encarnado) y dota a Unity #1 de un aspecto espectacular que convierte a esta verdadera puerta de entrada al Universo Valiant en una agradable vía de paso también para la vista.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados