Inferno: En busca del Dante maldito

Que conste que si se han visto las dos anteriores entregas, se tiene un amplio conocimiento de por dónde van los tiros. Si no lo conoce, tampoco es un gran problema. Inferno es bastante autónoma en ese sentido. Como en El código Da Vinci y en Ángeles y Demonios, Dan Brown lanza un nuevo enigma para su superhéroe Robert Langdon, el profesor de iconología que ahora tiene que dar respuestas a nuevos misterios basados en la obra de Dante.

 

inferno-tom-hanks-felicity-jones

 

Ron Howard vuelve a poner en batalla a Tom Hanks, Langdon por tercera vez y su nueva secuaz, Felicity Jones, que da vida a Sienna Brooks, una doctora que ayuda al protagonista a escapar y atrapar a las nuevas conspiraciones basadas en las obras cumbres del arte de la humanidad. Carreras, personajes, giros, museos y demás destinos turísticos de Italia o Turquía, así como nuevos personajes de lo más variopinto: Omar Sy, Irrfan Khan, Sidse Babett Knudsen o Ben Foster les dan vida, aunque son demasiado estereotipados y dibujados con trazo grande.

 

En cada lugar, hay que descifrar un enigma que lleva a otro como si de una yincana se tratase.Howard se pone al frente de la nueva investigación y parece que lo de arriesgar no va con él. Lo de dar un aspecto frenético sí. Se queda en las formas típicas, y dado que la historia sigue una fórmula similar, tampoco hace algo sorprendente en la dirección. Los protagonistas no descienden a los infiernos, ya tienen demasiado trajín aquí entre los vivos resolviendo puzles.

 

inferno-2

 

Eso sí, fans de Brown hay muchos, y son ellos los que lo disfrutarán sin reparo. Y no todo es incongruente en la cinta de Howard. Su pareja protagonista conecta en esta búsqueda de respuestas (Otra cosa es que hubiera otro actor más adecuado para ser Langdon, pero eso es otra historia). Felicity Jones demuestra que puede con cualquier personaje, después de su nominación por La teoría del todo y de su interpretación en Un monstruo viene a verme. Les ha tocado lidiar con demasiado –y previsible– misterio, pero ellos, los actores, salen airosos.

 

De nuevo Ron Howard vuelve a contar con artillería de primera (fotografía de Salvatore Totino, guión de David Koepp y música de Hans Zimmer), pero la batalla le queda incongruente. Un reparto suculento desaprovechado. Solo por y para los fans, que verán un pasatiempo para la tarde. Poco más.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados