Batman: Renacimiento #18

Batman. Renacimiento #16-18: Mil campanas

Batman: Renacimiento #16¿Qué es lo que me separa de ellos?

 

Bueno, bueno, bueno. Voy a acostumbrarme a eso de desdecirme (a la vez que me congratulo por el voto de confianza que expresé que Tom King merecía). Con esto quiero decir que he disfrutado una barbaridad con los tres cómics que reseño en esta ocasión y que publica ECC en nuestro país. Cuando la Guerra de Bromas y Acertijos adquiere su verdadero significado, en sus últimas páginas, el argumento que habíamos leído hasta el momento adquiere una nueva dimensión que obliga a su relectura y que nos planta ente una situación a la que no estábamos para nada acostumbrados en la serie principal del Caballero Oscuro y que subsana (mucho ojo a esto) el que es quizás el único defecto de la espectacular etapa de Scott Snyder y Greg Capullo.

 

Esto, a su vez, nos dice que King ha logrado un logro al alcance de muy pocos artistas: diferenciarse de un predecesor fabuloso sin perder por el camino a los aficionados que cosechó esa etapa. De hecho, a mi entender, sólo está logrando algo parecido actualmente Gerry Duggan con sus Guardianes de la Galaxia, deudores de los de Brian Michael Bendis, pero que han sabido encontrar su propio camino a base de derrochar humor y guiones que funcionan pensando a lo grande.

 

¿Ya he mencionado que se te ve preciosa?

 

Ayuda a esto que la segunda saga del autor este dibujada por un Mikel Janín tocado por los dioses. Algunas de las ilustraciones de este arco son sencillamente indescriptibles. Tanto que he vuelto una y otra vez a determinados pasajes sólo para disfrutar del trazo del pamplonés. Sobre todo en ese enfrentamiento final que vemos en Batman: Renacimiento #17. Las coreografías de los cuerpos, las expresiones de las caras (no sólo en la pelea, sino en las escenas de alcoba en las que dicen tanto los silencios y el lenguaje corporal sin necesidad de palabras), los colores de June Chung… Estoy deseando que llegue el Batman (¿post-renacimiento?) #21 para volver a disfrutar del arte de este dibujante.

 

Batman: Renacimiento #17

Batman: Renacimiento #17 nos deja otra imagen para el recuerdo

 

A estas alturas deberíais estar viviendo en una cueva de la montaña como ermitaños si no habéis visto ya en veinte sitios diferentes la noticia ‘del año’ en DC (hasta ECC nos ha mandado una nota de prensa a los medios, tal es la magnitud del evento): Batman -o más bien Bruce Wayne– le pidió matrimonio a Selina Kyle (aka. Catwoman) en Batman: Renacimiento #13 y toda esta Guerra de Bromas y Acertijos ha servido para que, tanto nosotros como ella, encajemos el golpe y comencemos a hacernos a la idea de que esto no es una trama de tres números, sino que King tiene planes mucho más ambiciosos para la pareja. Unos planes que pasan por el altar. Y este hecho ya, de por sí, rompe con todo lo que habíamos venido leyendo sobre Batman desde 2011.

 

Te preocupas demasiado, compañero de vuelo

 

Inmediatamente después de este arco comienza uno nuevo (el tercero de esta nueva era) en el que se hace patente eso de lo que hablaba al principio que le faltaba a Snyder y que King no ha querido descuidar: el humor. No sólo por los chistes, que los hay, sino por el tono general de la historia, más positiva, más vital y enérgica que la del actual guionista de Noches Oscuras: Metal. El Batman de King sigue siendo el mismo crío que una vez, ante los cadáveres de sus padres, prometió que lucharía contra el crimen de su ciudad. Sigue siendo el hombre roto y que, tras haber sido derribado cien veces, se levanta para intentarlo la vez ciento una. Pero ahora es algo más: es alguien que también quiere ser feliz, que lucha por su felicidad y que ha encontrado quien le entiende y busca lo mismo que él… a su lado.

 

Batman: Renacimiento #18

Batman: Renacimiento #18

 

Así, nos encontramos con un Batman: Renacimiento #18 de especial grosor que contiene los principales actos de esta nueva aventura, titulada con sabiduría Reglas de Compromiso y de la que sólo me falla la manera en la que Joëlle Jones representa a los pupilos del hombre murciélago (algo falla si soy incapaz de distinguir a Damian Wayne de Dick Grayson), y que se corona con la inclusión del segundo Anual de esta etapa. Este número, que dibujan Lee Weeks (con quien ya colaboró King en el interesante Batman / Elmer Fudd, al que el dibujante no puede evitar homenajear) y Michael Lark, relata un hermosísimo cuento sobre lo que fue, lo que es y lo que podría ser de esta pareja de héroe y antiheroína que, tras tantos años persiguiéndose por las azoteas de Gotham, al fin parece que se han logrado dar caza.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados