El Batman que Ríe #6

El Batman que Ríe #4-6: Bat-mantras

El Batman que Ríe #4«Siéntelo. El gozo… la paz que conlleva…«

 

Segundo trío de capítulos de El Batman que Ríe que está publicando ECC en España. Llegamos a los seis (de ocho) números por los que va a transcurrir esta colección y las cosas se precipitan hacia el final que nos tengan preparados los buenos de Scott Snyder (al guión) y Jock (ocupándose del apartado artístico) al tiempo que la totalidad del Multiverso DC se desliza hacia el Año del Villano, que no es otro que este 2020 que ahora empieza. ¿Y qué mejor manera de comenzar el año que con la peor de las pesadillas de Bruce Wayne hecha realidad?

 

En El Batman que Ríe #4 Snyder le cede el bastón de mando a James Tynion IV (bueno, realmente no lo hace, ya que este volumen contiene el one-shot americano The Batman Who Laughts: The Grim Knight) para que nos cuente la historia tras el Caballero Sombrío que el villano de esta serie se ha traído a nuestra realidad y que no dejó ver cuando se enfrentaron con él todos los héroes durante el transcurso de Noches Oscuras: Metal. El recurso es sencillo (uno podría seguir sacando versiones alternativas del cruzado de la capa hasta vaciar el cajón), pero le sirve al pupilo de Snyder para contarnos un interesante relato sobre uno de los pocos Batman que se atreve a ir con una pistola por la calle. Lo gracioso del asunto es que, por momentos, el cuento de Tynion IV parece llevarnos de la mano a una historia del estilo de la de Punisher en la Casa de las Ideas, pero en un momento determinado el guionista la pervierte para transformarla en algo mucho más oscuro e incurable. Es una interesante lectura, pero no es más que un punto y seguido en la historia que hemos venido a leer.

 

«¿Por qué deberíamos hacerte caso, criatura?«

 

Los otros dos capítulos que nos ocupan hoy giran en torno a dos ideas muy similares. Dos mantras que Batman se repite cuando todo va mal o cuando necesita serenarse. Dos conceptos que le vienen ahora muy bien, cuando parece estar perdiendo el control de todo y la toxina que invade su cuerpo lo va transformando poco a poco en la perturbada versión de sí mismo que nos aterrorizó hace cosa de año y medio. Ambas ideas, aunque a lo largo de estos cómics sean utilizadas a favor y en contra de nuestro protagonista, hunden su significado en la rica historia del personaje y en el profundo conocimiento que tiene del mismo el guionista que se ocupa de esta colección y que nos regaló en el pasado una época de esplendor para el Caballero Oscuro.

 

El Batman que Ríe #6

El Batman que Ríe #6

 

El primero de ellos pasa por la necesidad que tiene Batman de sus Robin. Puede parecer que cuando Bruce Wayne adoptó a Dick Grayson le estaba haciendo un favor a aquél huérfano de circo, pero no es así. El principal beneficiado de esta relación fue siempre el gran detective deceíta. Robin (esté quien esté tras el antifaz) siempre ha sido un elemento que ayudaba a humanizar al taciturno protector de Gotham y ahora más que nunca Bruce necesita apelar a lo que le queda de humanidad. El segundo, como no podía ser de otro modo con Snyder, pasa por la profunda conexión que existe entre Batman y su ciudad. Gotham, que siempre ha definido y condicionado al justiciero, fue puesta a prueba por Snyder durante su Noche de los Búhos de allá por 2012 y ahora vuelve a ser uno de los puntales a los que se agarra el héroe en su momento más delicado y el principal objetivo de su siniestro competidor.

 

Es por motivos como estos que El Batman que Ríe, a través de sus referencias terroríficas, no deja de ser un fantástico estudio sobre el Caballero Oscuro y los conceptos que le definen perpetrado por uno de sus mayores conocedores.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados