Especial Detective Comics 27 – 75 años de Batman: ¡Feliz cumpleaños, viejo!

Rodeado de nietos, disfrutando de su abultado plan de pensiones y bajándose a la calle a mirar las obras de los nuevos edificios desde las vallas amarillas que le separan de los obreros. Así es como nos imaginaríamos a Bruce Wayne con unos lustrosos 75 años recién cumplidos, o esto pasaría, en todo caso, si se tratara de una persona normal. Pero no, no estamos hablando de un individuo corriente, sino de uno de los superhéroes de más larga andadura dentro de las páginas entintadas norteamericanas.

Por eso, cerca de una veintena de guionistas y dibujantes se han dado cita de la mano de DC (y han hecho que llegue a España gracias a ECC) para hacerle un pequeño regalo de cumpleaños con un aire de sentido homenaje. Sin duda, se trata de un objeto de coleccionista, de ésos que dentro de unos años valdrán una millonada en eBay.

Una viñeta del primer número de Batman

Una viñeta del primer número de Batman

Todo comienza, como no podía ser de otra manera, con «El caso de los magnates de la química», de Bob Kane. Ésta fue su primera aparición en el mundo del cómic, incluido en el número 27 del Detective Comics de mayo de 1939 y que aquí se reproduce íntegramente. Nos sirve, entre otras muchas cosas, para comprobar no sólo cómo ha evolucionado la sociedad a nivel global desde aquel momento, previo a la Segunda Guerra Mundial, sino también para darnos cuenta de que esas páginas llenas de viñetas de contornos completamente regulares con una narración lineal han dado paso a una expresión artística en toda regla. Greg Hurwitz y Neal Adams se encargan de recordárnoslo en «La vieja escuela» haciendo un sublime repaso a todos los estilos de dibujo que se han ido sucediendo a lo largo de estos 75 años.

Además de las diferencias meramente colorísticas, hay una cosa que destaca por encima de todas y que Brad Meltzner al guión y Bryan Hitch al dibujo ponen de manifiesto en su particular revisión del nacimiento de Batman: el tremendo arco de transformación que ha sufrido el personaje del Caballero Oscuro durante todo este tiempo. El contraste entre el Bruce Wayne primigenio, un tipo podrido de pasta que se aburre tanto que dedica su tiempo libre a resolver casos policiales por su cuenta disfrazado de murciélago, frente al huérfano que lucha contra el crimen para vengar de alguna manera la muerte de sus padres, es simplemente brutal.

"¿Qué deseo has pedido, Bruce?" "Más cumpleaños, para poder teneros controlados a todos, Tim"

«¿Qué deseo has pedido, Bruce?» «Más cumpleaños, para poder teneros controlados a todos, Tim»

Porque seamos sinceros, su único superpoder es ser desconmensuradamente rico, como un Tony Stark cualquiera. E, igual que éste, esa ingente cantidad de dinero le permite tener artilugios variopintos, tales como coches o gadgets que más de una vez le han salvado el pellejo. No vuela aunque tenga capa, no tiene ninguna habilidad especial ni pelea mejor que los demás a pesar de que en las películas cada vez nos lo pinten mucho más cachas y musculado que la anterior.

Y ahí radica lo increíble de su naturaleza: el Hombre Murciélago es un tío normal y corriente, como tú y como yo, que lo único que hace es enfundarse su traje negro para salir a la calle a patear los culos de los maleantes para intentar acallar el dolor que subyace de su interior desde que presenció la muerte de sus padres y que no le deja dormir, pensar ni vivir. Porque todos tenemos historias en nuestro pasado por las que luchar, y en muchas ocasiones hemos soñado con tomarnos la justicia por nuestra mano.

Portada de Jock

Portada de Jock

Todo esto cabe en las 99 páginas de esta edición, que cuenta además con la colaboración del dibujante español Guillem March en su visión particular de «El sacrificio», con una fiesta de cumpleaños sorpresa, guiños a un futuro apocalíptico en «27», de Scott Snyder con Sean Murphy, y hasta una portada del mismísimo Frank Miller a doble hoja, como los pósters centrales que venían en la ya extinta Súper Pop), aunque mi preferido es el de Jock. Viendo el plantel de artistas que ha habido en este pequeño regalo, ¿qué organizarán cuando llegue al siglo? Sólo espero que un poquito más de Joker.

Acerca de Nerea Navarro García

Avatar de Nerea Navarro García

Por el día hago webs, y por la noche escribo noticias. Malabarista del código y de la palabra escrita, no se nota que no sé de cómics. Cinéfila de medio pelo, los cinco años de carrera sólo me sirven para no tener faltas de ortografía. Melómana, dedicada a mis labores y filantropista.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados