¡Invasión!

¡Invasión!: La Tierra, campo de batalla

¡Invasión!Sea mejor o peor, la lectura de ¡Invasión! tiene que servirnos para descubrir a unos de los autores más importantes que ha dado el cómic norteamericano y, al mismo tiempo, uno de los más infravalorados y maltratados por la industria. Hablamos de Bill Mantlo, responsable, entre otras cosas, de la creación de personajes como Rocket Raccoon. Un terrible accidente truncó su carrera y le dejó con unas secuelas de las que nunca se ha recuperado. Entre medias, años de lucha de su familia y el olvido intencionado de las grandes editoriales para las que trabajó). Por todo lo que nos dio y lo que pudo pero le arrebaraton, leer su nombre en cualquier tebeo (lo hayamos leído mil veces o solo una) le imprime a este una profunda carga emocional.

 

¿Y qué nos trae ¡Invasión!? A partir de un argumento de Keith Giffen, y con la colaboración de Todd McFarlane y Bart Sears al dibujo, Mantlo relata la historia de un ataque coordinado entre varias razas alienígenas contra La Tierra por miedo al potencial metahumano de esta. Una historia de tintes bélicos pero en un contexto cósmico y súperheroico, combinando la tragedia de la guerra con el espíritu lúdico del género. Así, la plana mayor de los personajes deceitas se da cita en esta aventura en la que está en juego la supervivencia de la humanidad.

 

«¿Nunca se te ocurrió que la alianza enviaría avanzadillas a La Tierra?«

 

La obra se estructura en tres libros, cada uno de cuatro capítulos. El primer está dedicado a relatar la formación de la alianza enemiga, como desarrollan sus planes de conquista de La Tierra y salvo a Adam Strange o los Omega Men, no vemos a personajes destacados del universo DC hasta casi el final de ese primer libro. En el segundo ya nos metemos de lleno en la batalla por La Tierra. Y el último vendría a relatar el día después y la última escaramuza con la que cerrar los frentes que quedasen abiertos.

 

Resulta muy fácil entrar en la obra, se puede leer como una historia independiente; aunque luego sí que afecta a otras colecciones, como vimos por ejemplo con la Wonder Woman de George Pérez o en el Animal Man de Grant Morrison. Es un aspecto comprensible al tratarse de un evento que afectaba a la propia supervivencia de la raza humana, de ahí que quien más y quien menos se viera afectado por él. Así pues, ¡Invasión! tiene también un carácter completista muy importante para los seguidores deceitas. Además de ampliar el conocimiento de estos acerca de la vertiente cósmica de la editorial.

 

¡Invasión!

 

Por su parte, y retomando la idea de su accesibilidad para el lector casual, la participación de personajes como Superman, Green Lantern o La Patrulla Condenada, bien conocidos por el público mayoritario (gracias a la labor del cine y la TV), la hace una lectura muy atractiva. En su contra juega, quizás, que su narrativa está muy apegada a la época en la que surgió (hablamos de 1988-1989), con lo que el ritmo puede hacerse un tanto pesado en determinados pasajes. Cierta ingenuidad en el tono y un exceso de cuadros explicativos van en esa dirección. Este mal envejecimiento se hace patente sobre todo en el tercer libro, que ya de por sí tiene un interés accesorio respecto a la historia principal.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados