Noches Oscuras: Caballeros Oscuros #2

Noches Oscuras. Caballeros Oscuros #1-2: Pesadillas encarnadas

Noches Oscuras: Caballeros Oscuros #1Necesito dar con un modo de mantenerme un paso por delante de ella…

 

A todos nos gustan las historias iniciáticas. Por eso no nos cansamos de leer una y otra vez cómo Bruce Wayne se puso la capa tras la muerte de sus padres, cómo Spiderman aprendió que ‘todo gran poder conlleva una gran responsabilidad‘ o cómo los Kent se encontraron a un bebé entre los restos de un proyectil venido del espacio exterior. En DC saben esto muy bien y por ello han dedicado una colección de ocho números (agrupados en cuatro grapas por ECC en España) a los orígenes de cada uno de los monstruos que atravesaron el portal abierto por Batman en Noches Oscuras: Metal #2 y que une el Multiverso de siempre con el Multiverso Oscuro que ha propuesto Scott Snyder en el crossover.

 

Así, en estos dos primeros números asistimos al ascenso de cuatro de los Bruces de pesadilla para conocer qué se torció y qué dio lugar a cada uno de estos reflejos distorsionados de los miembros de la Liga de la Justicia. Puede parecer que DC ha tirado de recurso fácil para plantarnos por arte de magia un reflejo exacto de cada héroe, pero lo cierto es que basta con leer el evento central para comprender que pocas veces ha tenido tanto sentido que la formación de los villanos se corresponda con la de los héroes: básicamente fueron escogidos los contrarios a cada uno de entre los infinitos universos en descomposición del lado oscuro del mapa que nos planteó hace unos años Grant Morrison.

 

El precio fue una nueva forma de vida para los vencedores

 

Se encarga de cada capítulo bien el autor de la serie principal del héroe de turno o bien un guionista reputado de largo recorrido en DC. Esto nos garantiza que la editorial no se ha tomado a broma estos cómics. Más bien al contrario, puede que no sean imprescindibles para la trama, pero ayudan a contextualizar a los villanos y a comprender de dónde vienen y hacia dónde se dirigen. En esta línea, en el primer volumen vemos al Flash de Joshua Williamson enfrentándose a un Batman que se niega a envejecer y que quiere ir, por una vez, un paso por delante de sus muchos enemigos. En el segundo contemplaremos a un Bruce Wayne consumido por la pérdida de Alfred que toma una decisión que acabará con su ya de por sí carcomida humanidad. Se encarga de este segundo (y terrorífico) escenario Frank Tieri (que actualmente se ocupa del personaje de Harley Quinn y que tiene un pasado amplísimo en Marvel).

 

Noches Oscuras: Caballeros Oscuros #2

Noches Oscuras: Caballeros Oscuros #2

 

Noches Oscuras: Caballeros Oscuros #2 abre con uno de los personajes más llamativos del Multiverso Oscuro. Desde el primero momento vimos a una suerte de Aqua-Woman emerger del portal, pero sabemos que todos son versiones distintas de Bruce Wayne, ¿entonces? Dan Abnett (Titanes, Aquaman) se encarga de presentarnos a Bryce Wayne, una versión femenina de Batman que sólo se diferencia del original en el minúsculo detalle de una XX en el genoma. Porque por lo demás es un Batman a todos los efectos, hija de una guerra que no empezó, pero a la que puso fin de la manera más expeditiva, aún a costa de su propio cuerpo y su mente. Cierra el tomo Peter J. Tomasi (Superhijos y una carrera en DC kilométrica) con un capítulo que ilustra de manera preciosa Francis Manapul (Detective Comics) y que nos habla de otro Batman entregado a la guerra, concretamente al dios de la Guerra.

 

Noches Oscuras: Caballeros Oscuros se confirma como un complemento perfecto del crossover de DC. Una colección de historias que se adentran en los mundos de pesadilla de los que provienen los villanos y que nos cuentan como en cada uno de ellos una versión terrible de Batman logró hacerse con el poder y el control.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados