Superman: Un auténtico héroe británico

Superman. Un auténtico héroe británico: El hombre de acero y los Monty Phyton

Superman: Un auténtico héroe británicoOnce años han pasado ya desde que Superman se cruzó en la vida de John Cleese (sí, el mismo que fuera componente de los Monty Python). En 2004, acompañado en el guion por Kim “Howard” Johnson y con el incombustible John Byrne a los lápices, el actor y guionista concibió Superman: Un auténtico héroe británico, obra que reimaginaba el origen del hombre de acero en clave british. O lo que es lo mismo, plantea la pregunta de ¿qué habría pasado si Kal-El hubiera aterrizado en un campo británico en lugar de en EEUU?

 

La historia de la forma que todos conocemos: un cohete cae en el campo y es recuperado por un matrimonio, que decide criar como propio al niño que viajaba en él. La diferencia, que sea en Reino Unido y no en tierras norteamericanas, da la oportunidad a sus autores de explotar los tópicos sobre la gente de las islas en clave paródica. Y es que, ¿quién hay más adecuado para reírse de los británicos que un oriundo? En esas lides Cleese tiene una larga y exitosa experiencia.

 

Estos ingredientes pueden echar atrás a los fans más extremistas del Superman canónico, pero abre el abanico a que lectores ajenos al género superheroico le den una oportunidad al personaje. Esta es quizás una de las señas más identificables de la línea Otros mundos, en donde los autores, liberados de la continuidad y décadas de historias, tienen la posibilidad de reinterpretar a los diferentes personajes como les venga en gana. Así, centrados en el hombre de acero, ya hemos podido disfrutar de algunos ¿y si…? como “¿y si hubiera aterrizado en la URSS?” o “¿y si hubiera llegado en la Edad Media?” En este sentido, la propuesta de Cleese y Johnson está llena de frescura y buenas intenciones.

 

Un auténtico héroe británico propone el divertido juego al lector de contraponer la imagen icónica y casi divina que se le ha dado siempre, con el esperpento británico. Se subrayan sus defectos y se saca punta a las convenciones del personaje. Pero quizás lo más interesante sea la mordaz sátira que hace de la prensa del país. De hecho, nos podemos ir olvidando del reporterismo responsable y vocacional de los plumillas del Daily Planet, aquí Clark acaba lidiando con la prensa amarilla y trabajando en un tabloide al que le interesa más vender historias que contrastar los hechos. Cosa que, lamentablemente, no se aleja mucho del devenir que siguen las agendas de algunos de los medios de nuestro entorno.

 

Superman: Un auténtico héroe británico

 

Más allá del tono humorístico y las lecturas críticas del cómic, la historia peca de simplista y en algunos pasajes (principalmente los que corresponderían al segundo acto) el ritmo decae bastante, pues la trama se estanca y no termina de avanzar hacia ningún punto claro.

 

En cuanto al apartado gráfico, Byrne, ante todo resolutivo como siempre, realiza unas composiciones algo exageradas, con unos personajes cuya anatomía no siempre está del todo proporcionada. ¿Un trazo adecuado al tono de la obra? Probablemente, pero corre el riesgo de sacar de la lectura.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados