War Mother

War Mother: Ana y su fusil

War MotherValiant y Medusa Cómics nos trasladan a lejano siglo XLI (año 4001) para echar un vistazo al futuro que nos espera. Un futuro que, por cierto, ya visitamos en las páginas de Eternal Warrior hace algunos meses y que volvemos a visitar de la mano de Fred Van Lente y Stephen Segovia.

 

Nuestra historia, como es habitual en muchas de las obras de la editorial, no requiere de nociones previas por parte del lector. De hecho, el apunte que hemos hecho acerca de Eternal Warrior es más una curiosidad que otra cosa. Ana, la protagonista de War Mother, no debe nada a ningún otro referente de la compañía, lo que le proporciona una independencia envidible con la que poder narrar su propio relato.

 

Nos situamos en un futuro de carácter postapocalíptico, en un mundo hostil en el que los modos de vida primitivos son la norma y la tecnología es un lujo que puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. El de War Mother es un mundo salvaje que evoca al de películas como Mad Max, series como Los 100 o videojuegos tipo Horizon Zero Dawn. Sin nada que perder tras la caída del mundo tal como lo conocemos, la humanidad se ha vuelto más brutal y despiadada. En estas se presenta Ana, una protagonista dispuesta a hacer lo imposible por proteger a su pueblo, incluso de sí mismo.

 

A nivel argumental es cierto que War Mother no ofrece una experiencia que intente ir un paso más allá de las convenciones que sabe que funcionan, pero cuenta con una espectacular imaginería visual y una heroína realmente carismática. Con estos dos elementos como grandes fortalezas, Van Lente va sobre seguro, sabiendo que tendría que esforzarse mucho para hacerlo mal. El restultado es una historia muy dinámica, en la que la acción y la aventura son una constante. Se explica muy poco acerca de cómo el planeta ha llegado a la situación en la que está en 4001, pero eso poco importa. Lo relevante es conocer las reglas por las que se rige este inhóspito mundo y el drama que alberga la protagonista. Y ahí, sin ser excesivamente generoso en las explicaciones, el guionista da la información justa para mantenernos atrapados en la lectura.

 

Si os gustan los entornos distópicos y queréis una aventura trepidante y protagonizada por uno de esos personajes que dejan huella, Ana y War Mother son lectura obligada.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados