Spiderman

El Asombroso Spiderman #19 (#168): Mi amigo Gog

En el horizonte parece vislumbrarse el conflicto largamente esperado con Pariente, pero no de forma inmediata. Antes de eso, Nick Spencer tiene que cerrar algunas de las tramas en las que viene trabajando en los últimos meses de manera regular, pero inconstante. Desde el inicio de su etapa ha ido saltando de una aventura a otra, dejando rastros que ir recogiendo y alimentando de cuando en cuando. Entre ellas está la referida al citado Pariente, la trama de espionaje junto a su hermana o la que tiene que ver con Bumerang y Kingpin.

 

«Un momento, ¿Doc Ock lo metió en los Seis Siniestros? ¿¡Antes que a mí!?«

 

Bajo el título de Fieles compañeros, Panini Cómics publica en El Asombroso Spiderman #19 la primera y segunda parte de una saga que nos explica no solo el porqué de la asociación entre el trepamuros y el socarrón villano, sino también cuál es el motivo oculto detrás del ascenso a la alcaldía de Nueva York de Winston Fisk (las ansias de poder no son suficientes y siempre ha de haber una agenda oculta).

 

El guionista ahonda en el tono de comicidad que quiere darle a la colección (sobre todo cuando Bumerang entra en escena) y juega con el enredo acudiendo a diferentes narradores que cuentan pequeños trozos de la historia. La idea tiene cierta gracia, pero provoca una sensación de dispersión que va en contra de la atención del lector, que nota cómo se dan demasiados rodeos para una aventura que quizás no reviste demasiado interés. Se entiende, sin embargo, el comportamiento de Spencer; busca relajar el ambiente, trabajar con relatos más livianos y que se abran a la guasa como contrapeso al drama que está por venir en próximas entregas.

 

Así, el Spencer más imaginativo y juguetón regala incluso un capítulo a Gog, monstruo veterano en lides marvelitas, pero sin excesiva presencia y al que Julián Clemente dedica una parte de su artículo de cierre. Para muchos el personaje será desconocido, para otros quizás no tanto, pero después de la lectura de este número #19 no habrá nadie que no sienta una tremenda empatía por el personaje. Ya sea por pura casualidad o porque el guionista lo ve así, lo cierto es que la visión del monstruo que ofrece Spencer en estas páginas se aproxima mucho a la que Guillermo del Toro nos relató en su día, vivida desde la admiración y la esperanza, a pesar de la tragedia que lo define.

 

Esta es, pues, una aventura de transición, pero con interesantes lecturas que aportarnos.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados