El Asombroso Spiderman

El Asombroso Spiderman #24 (#173): Norman, Norman

Se avecina celebración, así que Panini Cómics ha optado por aligerar El Asombroso Spiderman #24, reduciéndolo a un único número de la edición norteamericana que ni siquiera corresponde a la cabecera serializada, sino a un one-shot que transcurre en paralelo a lo leído en El Asombroso Spiderman #23. La razón editorial tiene un porqué, pero ya habrá tiempo para hablar de ello en la próxima reseña, que no es plan de adelantar sorpresas.

 

El Asombroso Spiderman

 

«Y me sigues ignorando, ¿¡por qué?!«

 

Bajo el título de Los pecados de Norman Osborn tenemos una historia que da vueltas en torno a la decisión que tomara Spidey en el número anterior, aunque desde una perspectiva diferente. Las aliadas arácnidas de Spiderman se reúnen para decidir su plan de acción para salvar a nuestro héroe aún cuando este parece no querer su ayuda. Al mismo tiempo, Spidey sigue tratando de detener los planes del Comepecados. Y por si fuera poco, nos aguardan dos poderosas splash pages que traen de nuevo el pasado a la primera plana.

 

Pariente sigue muy presente aunque no aparezca más que en sueños o diálogos entre los protagonistas. Nick Spencer tiene mucha fe en la amenaza que está construyendo y lo refleja en el cuidado con el que está tratando al misterioso villano, midiendo cada una de sus apariciones, creando un estado de tensión y angustia en torno a su figura para aumentar el impacto de su salto al primer plano.

 

De una forma o de otra, todo va encaminado a la puesta de largo de dicho personaje, al tiempo que parece guardar una estrecha relación con Norman. De otra forma no se explica que Spencer se preocupe tanto en recuperar al que fuera Duende Verde como una presencia terrorífica. Lo único seguro es que La ascensión de los pecados concluirá con un nuevo vaivén en la tortuosa relación de la araña y el duende, enemigos íntimos donde los haya.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados