El Guantelete del Infinito #3

El Guantelete del Infinito #3: Sorprendente giro

El Guantelete del Infinito #3

«Thanos vive, o el fuego de mi estómago se extinguirá«

 

Tremendo giro el de El Guantelete del Infinito en esta su tercera entrega. Si en los dos primeros capítulos contemplábamos los devenires de la familia Bakian en el yermo desolado que una vez fue su hogar, Gerry Duggan lo pone todo patas arriba en el número de noviembre al reclamar el protagonismo de Thanos, alejado de los focos hasta el momento.

 

Del anterior número recordaréis que, de repente en las últimas páginas, la acción avanzaba un tiempo en el futuro para situarse en una batalla entre quien pensábamos todos que sería Anwen y el propio Thanos por el control de las Gemas del Infinito. Al finalizar esta batalla, un Titán derrotado se retiraba para encontrarse con otra versión suya a la que asesinaba para hacerse con su Gema del Tiempo. En El Guantelete del Infinito #3 somos testigos de la vuelta al pasado de Thanos, tratando de reescribir la historia para poder salir vencedor de su enfrentamiento con los Nova. Esto quiere decir que todo lo leído hasta el momento se borra y toca volver a reimaginar la historia desde el principio.

 

«Pronto llegará el día en que aplaste sus huesos bajo mis botas«

 

La jugada de Duggan me deja alucinado. No por novedosa, sino porque en una miniserie que apenas durará unos pocos capítulos más, se ha atrevido a reescribir presente, pasado y futuro en su mismísimo ecuador. El golpe deja desorientado al lector en primera instancia, pero una vez madurado y tras la segunda relectura del cómic, nos damos cuenta de que la audaz maniobra del guionista dota a la historia de una mayor profundidad y el haber dedicado los dos primeros números a las presentaciones pertinentes nos evita volver a perder ese tiempo y agiliza la narración una barbaridad.

 

El Guantelete del Infinito #3

El Guantelete del Infinito #3

 

Y ello sin renunciar al particular espíritu de esta serie, tan alejado al del núcleo central de la Casa de las Ideas. La colección sigue manteniendo ese tono familiar, pero ahora incorpora a nuevos actores invitados y se convierte en una versión bastante más siniestra de Perdidos en el Espacio en la que Anwen sigue manteniendo el papel central, pero cede parte de su protagonismo al siempre magnético y terrible Thanos y permite a Duggan seguir recolectando a sus queridos Guardianes (¿lo veremos algún día al frente de la colección?) y dotándolos de nuevos detalles e historias.

 

«¿Listos para más adiestramiento en combate?«

 

Otro detalle importante, que nos desvela Julián Clemente al final de esta entrega, es que en la versión original del cómic a estas nuevas Gemas se les ha venido llamando Rocas del Infinito, algo que tiene bastante sentido teniendo en cuenta el aspecto irregular y sin pulir que lucen los artefactos en este cómic. Este dato vuelve a incidir en el hecho de que las Gemas originales fueron destruidas durante la primera incursión hace ya más de un año en los Nuevos Vengadores de Hickman y que Muerte ha tenido que recurrir a unas nuevas, e ‘inexpertas’, piedras preciosas de un universo paralelo extinto para paliar su ausencia en el Mundo de Batalla. Mi apuesta a este respecto es que, a no ser que las Rocas pasen por las manos de un joyero de aquí al final de la serie, este nuevo aspecto será mantenido en el All new All Different Marvel que nos espera en 2016.

 

El Guantelete del Infinito #3

El Guantelete del Infinito #3

 

Con respecto a Dustin Weaver, la llegada de nuevos personajes le está dando al dibujante la posibilidad de jugar con una variada paleta de colores y variaciones en el diseño de los mismos. No sólo eso, sino que (como ya hemos visto en otras series satélite del evento) el Mundo de Batalla le ha proporcionado a escritores y artistas la excusa para poblar las páginas de sus colecciones de referencias directas y subliminales al rico y extenso pasado de la editorial, prueba de ello en este tomo es la aparición, años después, del Drax de antaño, el de la capa y el aspecto de príncipe que tan lejos queda de la versión embrutecida que ha certificado Marvel a través de su universo cinemático.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados