El Inmortal Hulk #24 (#99)

El Inmortal Hulk #24 (#99): Todo bien, todo mal

El Inmortal Hulk #24 (#99)«Gracias a Dios que existe Hulk«

 

Pequeño respiro para el bueno de Hulk. Tan pequeño como que apenas nos dura la primera mitad de un capítulo. Y eso teniendo en cuenta que, cuando las cosas parecen estar yendo bien en la superficie, es cuando peor pinta tiene todo bajo el capó. Con el Líder dando por saco de fondo, contemplamos como Banner, Joe Fixit y el Hulk más básico son los únicos que pilotan ahora la nave y, aunque no puedo evitar pensar que de peores trances ha salido el Hulk Diablo que tanto ha utilizado Al Ewing en esta etapa, no se me escapa que ninguna situación es eterna y que en cualquier momento se acabarán las recuperaciones milagrosas (y terroríficas) del Inmortal Hulk. Más aún ahora que sabemos que uno de sus aliados no es tal y que otro de ellos ha abandonado el nido.

 

La presencia del villano super-inteligente por excelencia de la galaxia gamma ha cambiado el campo de batalla. Por el momento, lo que estamos contemplando es una serie de incursiones sibilinas que el astuto personaje pretende utilizar en su favor. ¿Para matar al gigante verde? ¿Para desterrarlo de la Tierra de nuevo? La verdad es que no tengo ni idea, pero lo que sí vemos es que sus planes nos dejan con un número repleto de acción y con un Hulk tontorrón y babeante que se aleja mucho del demonio frío y calculador que había asumido el mando de la cabeza de Bruce Banner desde hace ya la friolera de veinticuatro números. Y ostras, la verdad es que ya lo echo de menos. Me había acostumbrado a disfrutar de la guerra contra el mundo actual de la personalidad más monstruosa de Banner y ahora verlo a merced de sus personalidades más ruinosas me da una cierta pereza.

 

«¡Hulk no sabe qué ha hecho Hulk!«

 

Me pasó lo mismo en tiempos de Planet Hulk. Tolero mejor a un Hulk villanesco que a uno que ofrece sólo destrucción por destrucción. Me gusta más el relato del doctor Jekyll original, con un Mr. Hyde terrorífico, pero que en el fondo rema a favor del bienestar del doctor… aunque sólo lo haga por interés propio. Además, aunque la derrota de Roxxon parece definitiva (aunque entendamos que el término ‘definitivo’ no existe en Marvel), aún quedan muchas piezas por jugar dentro del tablero que había dispuesto el protagonista de la colección y me quedo con las ganas de seguir viendo hacia dónde se dirigen los planes del monstruo que acecha las noches del pobre Banner.

 

El Inmortal Hulk #24 (#99)

El Inmortal Hulk #24 (#99)

 

Más aún porque es el propio Ewing el que nos deja muy claro que todos los esfuerzos de esta gigantesca y verdosa masa de músculos de poco van a servir en un mundo en el que dejas caer a una mega-corporación y otras siete ocupan su lugar. Basta con echar un vistazo a las primeras viñetas de esta entrega para encontrarnos con que el dominio de los medios de comunicación ha pasado de estar en manos de la empresa de Dario Agger a la no menos funesta Alchemax (¿alguien dijo Spiderman 2099?). Con todo, el mes que viene descansaremos de la serie principal con motivo de la publicación en España del especial por los cien números de Hulk en nuestras costas, y a partir de entonces comenzará la carrera hacia el final de esta maravillosa cabecera y -quién sabe- puede que también de la etapa de Ewing al frente de las aventuras de un monstruo que a buen seguro no le olvidará jamás.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados