El Inmortal Hulk #30

El Inmortal Hulk #30 (#106): Es la hora de las tortitas

El Inmortal Hulk #30«¿Te acuerdas de cuando me puso en coma en mi luna de miel?«

 

Que Hulk y la Cosa se partan la cara es ya una tradición dentro de la Casa de las Ideas. Que Ben Grimm vapulee al gigante gamma y que éste acabe llorando y pidiendo al otro que pare, sin embargo, es inédito. Pero es lo que pasa en El Inmortal Hulk #30, un cómic que hace honor a su portada (fantástica como siempre por obra y gracia del fantabuloso Alex Ross). La escena con la que quedaba cerrado el número del mes pasado se ve continuada por la clásica pelea marvelita con la excusa de ‘mejor golpeo primero y ya preguntaré después‘, por suerte la paliza dura poco y enseguida tenemos la escena de diálogo prometida (no hay tortitas, sino un perrito caliente, pero no quedaba igual en el título) que permite a Al Ewing escribir un número algo más tranquilo mientras recoloca las piezas del juguete en que se ha convertido su serie y prepara su gran final de cara al final de las misma.

 

Porque no sólo se nos larga Ewing, sino que ya está anunciado su sustituto (Donny Cates va a terminar pisando todas las cabeceras de la editorial) y personalmente creo que es lo mejor para Ewing (que necesita un cambio de aires y ahora queda libre para acometer otros proyectos al margen de sus Guardianes de la Galaxia), aunque no lo tengo tan claro para el bueno del piel verde. Nada en contra de Cates, que nos está dejando una historia interesante en Thor, pero muy buena tiene que ser su idea para que quede a la altura (o no demasiado por debajo) de una de las mejores etapas de la historia del doctor Bruce Banner y sus múltiples personalidades furiosas.

 

«Casi parece que esté mal que Hulk necesite amigos«

 

Al capítulo de la cafetería le sigue el cruce de El Inmortal Hulk con el Rey de Negro. ¿Recordáis cómo de frío me dejó esto mismo en la serie de Iron Man? ¿Cómo parecía que a Christopher Cantwell le habían impuesto el capítulo y él había hecho lo que había podido? Bueno, pues esto no le ocurre a Ewing, que nos brinda otro episodio loquísimo, pero perfectamente implementado en la actual realidad del personaje y tirando de la extraña relación que se ha establecido entre Joe Fixit (vuelve a ser Joe Arréglalo en este cómic) y el Hulk Salvaje e infantil. El guionista nos ofrece una historia muda también ambientada en Navidad (perfecto para esta época del año) que bien podría haber ocurrido nada más salir Joe por la puerta de la cafetería en la que ha estado conversando con Ben.

 

El Inmortal Hulk #30

El Inmortal Hulk #30

 

Y ya está. Poco más se puede contar del número de este mes sin que este artículo suene más a resumen de lo que ya suena. Ewing prepara la revancha contra el líder a través de varios frentes y todo esto tiene pinta de ir a terminar con las puertas verdes rotas (adiós a la infinita regeneración de Hulk) y una batalla final que puede dejar a Stern atrapado en un lugar del que ya no exista escapatoria. Pero para ello tienen que reunirse unos aliados que aún ni tan siquiera saben que son tales, así que nos quedan por delante unos meses de apasionante lectura.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados