El Proyecto Marvels

El Proyecto Marvels: Celebremos la historia

El Proyecto MarvelsCon unos orígenes editoriales tan ambiguos, que pueden iniciarse en una u otra fecha según el punto de partida que se tome (ya sea la publicación de Marvel Comics #1 por parte de Timely Comics, o la aparición del primer número de Los 4 Fantásticos ya bajo el sello de Marvel Comics), cualquier momento puede ser idóneo para celebrar un aniversario y dar salida a diferentes proyectos que dejen constancia del evento.

 

Esto fue lo que sucedió en 2009, con el 60 aniversario de la Casa de las Ideas, propiciando la aparición de diferentes especiales y miniseries. Uno de estos productos es el que ahora nos ocupa y que Panini Cómics ha editado hace relativamente poco dentro de su colección Marvel Deluxe. Guionizada por Ed Brubaker y con lápices de Steve Epting (cuyo trazo encaja como un guante en la atmósfera bélica de la obra), el mismo equipo creativo que revolucionara la vida de Capitán América trayendo de entre los muertos a Bucky Barnes, ahora reconvertido en Soldado de Invierno, El Proyecto Marvels es una honesta celebración de la historia marvelita.

 

En esta ocasión el tándem se sumerge en el germen del universo Marvel, recuperando los personajes clásicos de Timely y narrando los orígenes de estos en tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Los autores también hacen uso de personajes de la propia Marvel que participaron en dicho conflicto en un interesante ejercicio de retrocontinuidad que sirve para fortalecer la mitología del universo marvelita desde sus inicios. Así, vemos en las mismas páginas a héroes como Namor y la Antorcha Humana (no confundir con Johnny Storm de Los 4F) con otros como Thomas Halloway, el Ángel (nacido en aquel Marvel Comics #1 de 1939), y que hace las veces de narrador de este Proyecto Marvels.

 

El libro supone una oportunidad única para acercarse a aquellos personajes de Timely Comics hoy olvidados y adaptándolos a las formas narrativas del siglo XXI. Brubaker aprovecha, así mismo, para revisitar algunos episodios de aquellos tiempos, como la presentación de Jim Hammond (la Antorcha Humana) al público y su enfrentamiento contra el príncipe de Atlantis. El protagonismo de la historia está compartido entre estos dos personajes y Ángel, cada uno movido por unos intereses particulares: desde las ansias de venganza de Namor ante las atrocidades de los nazis con su pueblo, la inocencia cuasi infantil de Hammond, hasta la curiosidad que mueve a Halloway, quizás el personaje con quien más nos podemos identificar los lectores, tanto por su carácter eminentemente humano como –como ya hemos comentado– por su condición de narrador.

 

Con el despertar de la era de los prodigios como telón de fondo, Brubaker nos ofrece una trama que gira en torno a un misterioso asesino de vigilantes enmascarados y salpicada por nazis infiltrados en Nueva York. Junto a los personajes citados, resulta muy enriquecedor conocer a un jovencísimo Steve Rogers recién alcanzada la edad adulta que desea servir a su país en estos tiempos oscuros. Su participación, como la de los militares Nick Furia y Red Hargrove (destinados por aquel entonces en Europa), sirve para cargar de contenido la obra y engarzarla en el universo Marvel que todos conocemos.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados