Guerras del Infinito #2

Guerras del Infinito #0-3: Chasquear los dedos

Guerras del Infinito #0«¡El fin del infinito ha llegado!«

 

Primera mitad del evento que cierra la etapa de Gerry Duggan al frente de los Guardianes de la Galaxia y que supone el primer gran crossover marvelita desde el comienzo de Marvel Legacy. Las Gemas del Infinito ya no son rocas y vuelven a estar juntas para, una vez más, poner todo el universo de nuestros héroes patas arriba y más allá de todo tipo de control. Tras la lectura de estos cuatro primeros números le veo al asunto claros y oscuros, aunque lo cierto es que la balanza final se inclina hacia el lado de la diversión y estoy intrigado en ver cómo soluciona el embrollo este autor.

 

Pero pongámonos en situación. Durante los últimos meses, en la colección antes citada así como en las de Cuenta Atrás a Infinito e, incluso, en la del Doctor Extraño de Mark Waid, hemos ido viendo cómo las Gemas del Infinito volvían a aparecer y cómo su reunión se propiciaba con la aparición de Adam Warlock y la convocatoria por parte del Hechicero Supremo de la Guardia del Infinito para la custodia de estos poderosos objetos. Así, la Gema del Tiempo quedaba en manos del propio Stephen, la del Poder en las de Starlord, Warlock custodiaba la del Alma mientras que la Capitana Marvel hacía lo propio con la de la Realidad y Turk Barrett, un secundario cuya presencia nos sorprendía, controlaba la de la Mente. La Viuda Negra, tras heredarla del recién regresado Lobezno, cerraba la guardia con la posesión de la Gema del Espacio. Sin embargo, desde las sombras emergía la figura de Réquiem, un misterioso personaje que, en el número #0 de Guerras del Infinito trastoca cualquier idea de por dónde iban a ir los tiros en esta historia al eliminar del tablero a la principal figura relacionada con las Gemas y las peleas por su posesión.

 

«No se dan cuenta de que ha terminado«

 

El alucinante evento que cierra la introducción a este crossover se continúa con un primer número que nos revela una verdad que, si habíamos sido listos, pudimos leer en el lenguaje corporal de los personajes que dibuja con su habitual habilidad Mike Deodato Jr. en la escena final antes mencionada. Con todo, la dualidad [SPOILER] Réquiem-Gamora que establece Duggan marca la primera de muchas diferencias entre éste y otros eventos cósmicos marvelitas y es un soplo de aire fresco al presentarnos a un villano que cuesta encasillar como tal y cuya obsesión por las gemas podemos incluso compartir. Así, Guerras del Infinito #1 termina, de nuevo, con una imagen que nos deja la boca seca y el corazón en un puño. La tristeza que vemos en los rostros de los protagonistas mientras lo imposible sucede casi a cámara lenta hace que todo sea mucho más trágico y terrible. Duggan sabe muy bien como manejar los tiempos para que al final de cada una de las entregas de esta miniserie estemos desesperados por leer el siguiente número.

 

Guerras del Infinito #2

Guerras del Infinito #2

 

En Guerras del Infinito #2 seguimos con las sorpresas [SPOILER] al ser testigos de la victoria total y aplastante de Réquiem y nos quedamos con la pregunta en los labios de «¿Y ahora qué?«. Ahí entran en juego los flashes que hemos ido viendo puntualmente en ésta y la anterior colección en los que veíamos Gemas de distintas realidades y héroes de otros mundos luchando con un mal que iba más allá del poder de estos arcanos objetos. También, desde la primera entrega de Guerras del Infinito, hemos ido viendo a Loki como un actor importante de papel aún por determinar y la Cantera de Dioses (sí, ese emplazamiento que Jeff Lemire creara hace nada para su colección-despedida de Marvel Thanos) como el emplazamiento en el que grandes cosas tienen que ocurrir. Este número no termina tan alto como los dos previos, pero su fuerza reside en lo que se cuenta antes de llegar a la última página.

 

«Entrad en la Gema del Alma y enfrentaros al juicio«

 

El último de los cómics de los que trata este artículo es el que más frío me ha dejado. No sólo porque, al tratarse de el clásico interludio dentro de un evento, el nivel de acción baje notablemente, sino porque el recurso que utiliza Duggan para evitar que el ‘chasqueo de dedos’ más famoso de la historia del cine de superhéroes se produzca no es sino una excusa para utilizar otro clásico de las historias de este tipo como pueden ser los tie-ins de universos alternativos. A partir de febrero podréis ver en vuestras librerías especializadas cómics tan locos como el que nos presenta a una mezcla entre el Capitán América y el Doctor Extraño o entre Lobezno y Emma Frost. Este recurso barato, a mí personalmente, me ha decepcionado bastante, porque no deja de ser una excusa tontísima para vender más cómics y algo que hemos visto tantas veces que ya no es ni original. En fin, sólo la entidad de los nombres tras cada una de estas entregas y la posibilidad de que sus historias sean mínimamente interesantes salvará esta cagada editorial.

 

Guerras del Infinito #3

Guerras del Infinito #3

 

Con todo, como decía al principio de mi artículo, Guerras del Infinito me parece un entretenimiento digno que no busca revolver el universo Marvel de la forma en que lo hicieron las Secret Wars, pero que sí que trata de revitalizar la región cósmica del mismo, seriamente dañada desde la partida de Brian Michael Bendis de Guardianes de la Galaxia (y de la editorial poco después) y del suicidio cinematográfico de Disney con la patada a James Gunn (ojalá algún día se haga justicia y los perpetradores de toda esta mierda políticamente correcta se den cuenta de todo el mal que han causado). No sabemos aún si se logrará el objetivo, pero nos quedamos con una aventura divertida y bien escrita y dibujada por el camino para disfrutar.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados