Thanos: Thanos Vence

Thanos. Thanos Vence: Su peso en oro

Thanos: Thanos Vence… con voz temblorosa y tristeza sincera todos te dirán lo mismo

 

Decía al cerrar el artículo sobre Thanos: La Cantera de Dioses que el/los sucesores de Jeff Lemire lo iban a tener crudo para alcanzar el nivel de excelencia del guionista de la mejor etapa de Lobezno de esta década. Pues bien, con el tercer tomo de la colección del Titán Loco me llegan dos revelaciones: Una, la primera y más triste, es que se trata de un tomo final (más por lo que está ocurriendo en Guerras del Infinito que por su calidad) y la otra, más importante, es que Donny Cates y Geoff Shaw han sabido recoger el testigo y plantarnos ante una fabulosa historia crepuscular en la que un Thanos en la cima de su poder y otro Thanos en la cumbre del éxito de su tenebrosa misión se plantan cara a cara en un universo hecho añicos por la furia del amante de la Muerte.

 

Cates lleva al Thanos de Lemire al final de los tiempos para que conozca a su contrapartida de dentro de un millón de años y vea el final al que conduce su infame carrera de asesinatos y destrucción. Lo que vemos en este escenario es una pura y terrible desolación que, salvando las distancias y la mayor libertad de la que siempre gozarán los cómics, recuerda a la atmósfera que respirábamos al final de la última entrega de Los Vengadores de los hermanos Anthony y Joe Russo. En este panorama no nos encontramos a un Thanos en paz, sino a un emperador universal que aún sigue sin poder cumplir con su ansiado anhelo de, al fin, agradar a su dama y poder finalmente desposarla.

 

Daría lo que fuera por castigar a ese hijoputa morado

 

Es por ello que Thanos manda a su heraldo al pasado a recoger a su yo más joven: para enfrentarse juntos a un último enemigo y poner fin de una vez por todas a toda vida para que la Muerte no tenga más remedio que casarse con el poderoso semidiós. Aquí Cates tiene una idea loquísima que, a la postre, ha sido una de esas cosas por las que las historias se recuerdan. El guionista introduce a un nuevo personaje que, a primera vista, podría darnos mucha pereza, pero que pronto se revela como una tremenda adición: El Motorista Fantasma galáctico, cuyos orígenes y mezcla de poderes dejaré que descubráis por vuestra cuenta, es un personaje tan perturbado y divertido que sólo puede compartir con el Espíritu de la Venganza el nombre y parte del aspecto. Tal es el impacto de este personaje que en Estados Unidos (y pronto en España) ya ha contado con una miniserie propia y tarde o temprano algún guionista avispado tratará de incorporarlo al universo tradicional. Y si no tiempo al tiempo.

 

Thanos: Thanos Vence

Thanos: Thanos Vence

 

Es una pena que la colección tenga que terminar, porque Cates ha firmado un tomo espectacular en el que Thanos no sólo es protagonista por partida doble, sino que da pie a su crecimiento y evolución como villano al tiempo que profundiza en su psicología como llevaba ya tiempo sin hacerse (concretamente desde el Thanos de Jason Aaron de 2013). Además, para cerrar el tomo tenemos un Annual que enlaza esta serie con los acontecimientos que hemos leído en Guerras del Infinito (y que explican tanto el fin de esta serie como la hermosa y fúnebre escena final de la historia de Cates) y una colección de historias cortas en las que nos acercamos al Titán Loco desde una infinidad de puntos de vista que van desde el puro humor al relato premonitorio pasando por un intenso y fantástico relato sin palabras en el que comprobamos hasta dónde fue el terrorífico entrenamiento de Gamora a manos de este alucinante villano.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados