Iron Man #3 (#122)

Iron Man #3 (#122): Más de lo que aparenta

Iron Man #3 (#122)«¿Qué queréis de mí? ¿Queréis que os salve?«

 

De pronto, la serie que escribe Christopher Cantwell ha tomado un rumbo de lo más interesante. Más allá de la presencia de Korvac (un pilar para los lectores fieles de la Casa de las Ideas, pero un don nadie para las nuevas generaciones), el autor plantea al comienzo de este cómic una serie de preguntas que se hace a sí mismo Tony Stark que, si bien llegan acompañadas de una época en la que acaba de salir de una profunda crisis existencial y busca encontrar aquellas cosas que vuelvan a definirle, lo colocan en una posición muy complicada de defender y que lo aleja del más común de los mortales de mayor manera incluso que su inconmensurable ego.

 

Las preguntas que Tony se hace (y que vemos en parte reproducidas al comienzo de este artículo) lo ponen casi en la esfera de los villanos. Ese sentimiento de superioridad, que le hace sentirse merecedor de la admiración y el aprecio de sus conciudadanos, es el prólogo de cosas mucho más siniestras y, aunque Cantwell parece que quiere utilizarlo para llevar al personaje a una suerte de iluminación, lo cierto es que lo contemplamos es lo suficientemente tenebroso como para hacernos temer por la salud mental del Vengador Dorado. Esto es mucho más que Tony volviendo a darse a la bebida: es Tony perdiendo el contacto con la realidad de por qué hace lo que hace. Es Tony otorgándose las cualidades de un dios.

 

«A lo mejor yo no siento la necesidad de ser famosa«

 

Con este planteamiento, la presencia de Korvac sí que cobra un especial sentido. Más aún con esa suerte de culto que se ha reunido a su alrededor. Mucho me temo que va a ser en este personaje en el que nuestro protagonista necesite verse reflejado a fin de darse cuenta de la deriva desquiciada en la que se ha metido. Y lo cierto es que no me desagrada, me parece una muy buena manera de sacar a Stark de la dinámica en la que le metieron Dan Slott y Christos Gage que durará lo que durará (aún no es seguro que Cantwell siga más allá de esta saga), pero que servirá para que un Tony Stark más fresco y animoso tome el lugar de aquel atormentado por las dudas que despertó del tanque de copia de seguridad y que se hizo ‘amigui’ de los androides al sentirse uno más de ellos.

 

Iron Man #3 (#122)

Iron Man #3 (#122)

 

Quiero decir con esto que la etapa de este guionista sigue pareciéndome como ‘de paso’ hacia otras metas, pero eso no quiere decir, ni mucho menos, que Cantwell no pueda utilizarla para reivindicarse. Al guionista le han dado una oportunidad de oro para demostrar lo que se puede hacer con uno de los miembros fundacionales de los Vengadores y éste piensa aprovecharla para contar una historia que haga más héroe a Tony, con o sin su armadura dorada. Esta nueva ‘saga de Korvac‘ es mucho más de lo que aparenta y sólo el tiempo nos dirá si es el vehículo con el que este autor se hace un huequecito en nuestros corazones marvelitas.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados