La Extraordinaria Patrulla-X #7

La Extraordinaria Patrulla-X #5-7: Todos Juntos

La Extraordinaria Patrulla-X #5«No somos los últimos de nuestra raza, somos los primeros«

Finalmente, Jeff Lemire ha dado fin al primer arco de su etapa al frente de La Extraordinaria Patrulla-X. Las historias que se han ido contando (de Jean y Lobezno, de Tormenta y Bobby en el Santuario-X y de Peter e Illyana a la caza de Rondador) convergen en un enfrentamiento más (y van…) contra Mr. Siniestro y uno de sus muchos experimentos, esta vez basado, al parecer, en algunas células residuales del «bueno» de Scott Summers. Esta batalla sirve para poner al equipo a luchar como tal por primera vez, sí, pero también tiene la función de que Tormenta por fin de la cara como líder de los mutantes y reclame para ella y los suyos un respeto que la humanidad se encuentra ahora mucho más lejos de sentir de lo que nunca pudo estarlo a raíz de los misteriosos actos de Cíclope durante los ocho meses que no nos han sido contados aún.

 

El tema con esta nueva extinción mutante es que no se debe a la magia ni a ningún horrible plan de un genio del mal, sino a los desafortunados acontecimientos que siguieron a la explosión de la bomba terrígena con la que Rayo Negro pensaba acabar con Thanos. Por mal que pinten las cosas, eventualmente alguien descubrirá una cura (o eso quiero pensar) y colorín colorado, otra extinción que se ha evitado. Así que, apartado ese gran tema, conviene centrarse en el odio radical que se ha reanimado de pronto entre los humanos. Ya lo decíamos el mes pasado, a los Inhumanos tampoco se les traga, pero a ellos al menos se les teme por su número creciente y por el poder de sus regentes, los mutantes están siendo ahora más perseguidos de lo que lo habían sido en las últimas dos o tres décadas y el misterio en torno al por qué de todo esto no parece que vaya a descubrirse tan pronto como se ha desvelado, por ejemplo, el por qué de la nueva identidad de Hulk.

 

«No pienso tolerar la autocompasión«

 

Tras hacer morder el polvo una vez más (repito, y van…) a Mr. Siniestro, parte de estos misterios comienzan a ver no una solución, pero sí una excusa para contarla con la aparición de un mutante que llevábamos algún tiempo viendo fuera del mapa y que ahora regresa con un papel incierto: el nipón Fuego Solar. Por otro lado, Jean y Tormenta se enfrascarán en un viaje (que vemos en su totalidad en La Extraordinaria Patrulla-X #7) a lo más profundo de la mente de Rondador en el que la Mujer Maravilla tratará de buscar la fuente de su actual estado de shock que, una vez más, se revela como e relación directa con esta escalada de odio racial que se adivina en los cómics de los mutis.

 

La Extraordinaria Patrulla-X #7

La Extraordinaria Patrulla-X #7

 

Este argumento no es ninguna casualidad. Las series mutantes han sabido captar siempre como ningunas otras las realidades discriminatorias que asolan el mundo real. Con una escalada de violencia sin precedentes hacia la comunidad negra en Estados Unidos y con una xenofobia evidente en los diversos estados de la Unión Europea, hasta el punto de cerrar fronteras y gestar locuras como el Brexit inglés, Lemire se moja y pinta una situación bastante similar para los mutantes (obligados a vivir en el Limbo para huir de los humanos y de las nieblas terrígenas que amenazan con acabar con sus vidas). Queda por ver si al guionista de El Viejo Logan se le ocurre una solución menos dramática que las que existen en el mundo real para atajar todos estos problemas.

 

En el apartado artístico Humberto Ramos le cede el testigo al catalán Víctor Ibáñez, que mantiene el estilo (como podemos ver más arriba), pero le añade un pellizco más de detalle y complejidad al dibujo, de lo cual, para ser sinceros, no nos podemos quejar lo más mínimo. Queda por ver ahora hacia dónde lanza Lemire la obra toda vez que ya tenemos juntitos a sus protagonistas. Habrá que esperar por aquello de las Guerras de Apocalipsis, pero la solvencia de este guionista está más que asegurada, así que lo mejor será sentarse y disfrutar del viaje.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados