La Imposible Patrulla-X #8 (#90)

La Imposible Patrulla-X #8 (#90): Fincipio

La Imposible Patrulla-X #8 (#90)«Muy bien. Os debo una explicación a todos«

 

Hasta aquí hemos llegado. Se acaba la etapa de Matthew Rosenberg al frente de la Patrulla-X con un enfrentamiento esperado y necesario que viene a dibujar un nuevo punto de partida que se parece sospechosamente mucho al statu quo tradicional de los mutantes. Es la máxima recurrente de Marvel: Que todo cambie para que todo siga igual. Pero al menos en esta ocasión hemos de retrotraernos casi una década atrás en el tiempo para encontrarnos con una situación similar a la que hereda Jonathan Hickman a partir del mes que viene, con Xavier, Cíclope, Lobezno y Jean Grey vivos y en buenos términos los unos con los otros. Un regreso a las raíces que, esperemos, el autor de Secret Wars sea capaz de aprovechar para hacer su magia. Se cierra una década en la que los mutantes han ido perdiendo más y más peso editorial y comienza una nueva que pretende devolverlos al lugar de honor que les corresponde.

 

Antes de que llegue eso Rosenberg propone, a través de Emma Frost, una solución drástica al ‘problema mutante’: dejar de existir a ojos de los demás. Sobre el papel parece una idea genial que uno pueda exhibir sus poderes y atributos en público y que nadie lo ‘vea’, pero el propio guionista nos plantea la complejidad moral que encierra esta gigantesca manipulación mental. Cierto que así se acabaría la persecución, pero así también moriría el sueño de los mutantes por ser aceptados. Extrapolando este tema a las minorías (por etnia, religión u orientación sexual) a las que siempre ha hecho especial referencia esta colección, volverse invisibles a los supremacistas blancos sí que acabaría con la violencia contra la gente de color en Estados Unidos, igual que les pasaría a los integrantes de la comunidad LGTB con los homófobos, pero ¿qué victoria sería esa? ¿No supondría una huida hacia adelante, una aceptación de la derrota y una minimización de los daños? Emma propone la supervivencia a cambio de la identidad; pero lo cierto es que de poco sirve seguir vivos si no queda nadie a quien demostrar quienes somos.

 

«Crees que hemos ganado, ¿verdad?«

 

Obviamente, todo esto tan profundo nos viene adornado de una batalla espectacular en la que hace acto de presencia un nuevo tipo de Centinelas y que se cobra la vida de gente muy interesante a la que prácticamente no hay tiempo para llorar. Eso sin contar con los que pierden sus poderes o han quedado muy desmejorados al final de esta historia. Si Hickman volverá sobre ellos o si les relegará al olvido es algo que permanecerá como una incógnita, pero lo cierto es que voy a extrañar a algunos de ellos y no me parece del todo bien olvidarlos con el cambio de guardia que viviremos a partir de noviembre. Pero estoy adelantando unos acontecimientos que aún no han llegado y, si hago caso de lo que voy oyendo sobre la etapa que está por comenzar, muy pronto seré yo quien se olvide de los que se quedaron atrás.

 

La Imposible Patrulla-X #8 (#90)

La Imposible Patrulla-X #8 (#90)

 

Completa este número una nueva entrega de Marvel Comics Presents (no sólo en Los Vengadores nos la está colando Panini) que protagoniza Rondador Nocturno y que me ha dejado tan frío que he tenido que releer de nuevo la serie principal para recordar las sensaciones que me había dejado para poder escribir el artículo. Sí, vale, está firmada esta historia por nada menos que Chris Claremont. Pero ya vimos cuando Marvel hizo el paripé de la no-boda entre Kitty Pryde y Coloso que al otrora grande guionista le comienzan a fallar las ideas y las mentalidades de épocas pasadas, así que ya no es sinónimo de calidad. La Elección del Demonio es una historia inconexa, sin demasiado interés y muy alejada a todo lo que acabamos de leer en la grapa en la que está injertada. Salvo contadas ocasiones, Panini está metiendo mucho la pata con está decisión editorial (que parece venir de la central europea), pues me parece que estropea la sensación que nos están dejando unos cómics que pretenden contar historias clave para sus personajes.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados