Los Vengadores #29 (#128)

Los Vengadores #28-30 (#127-#129): Saltan chispas

Los Vengadores #29 (#128)«Siempre se ha dicho que en el comienzo de todo había oscuridad«

 

Os prometo que estoy intentando no reírme mientras escribo estas líneas. En parte de incredulidad y en parte por el bochorno (tan propio de agosto) que nos está haciendo pasar Jason Aaron. Jo&%r, es que estoy intentando liberarme de mis prejuicios y encarar esta reseña desde la más absoluta objetividad y, entonces, giro mi cabeza, veo a T’Challa dándole una patada en los cataplines a Lobezno y me vuelve a hervir la sangre como si fuera yo uno más de los contendientes a los que ha seleccionado el Fénix. ¡Oye! ¡Quizás ese sea el motivo de toda esta charada! Quizás Aaron ha querido que nos sintamos como uno más de los elegidos al notar como el fuego recorre nuestras venas con cada nueva página de esta espantosa saga.

 

Porque es malísima. Porque este guionista tenía consigo a uno de los mejores grupos de Vengadores de la historia y los ha puesto a luchar en un torneo para ver quién se viste de Fénix. Es decir, que ha reciclado lo que ya publicó Marvel (y Panini en España) como una miniserie cuando se enfrentaron los Vengadores y la Patrulla-X por esta misma entidad cósmica hace casi una década. La serie menor de VvX convertida en parte central de Los Vengadores para que Aaron (y Javier Garrón) puedan ponerle el disfraz con pájaros estampados a medio plantel de héroes y villanos de la Casa de las Ideas. Ni más ni menos. Porque de poco más sirve toda esta saga y toda esta batalla.

 

«No es únicamente sangre de dioses lo que corre por tus venas«

 

Porque al final comprobamos como todas las peleas no han servido de nada en un movimiento (llamémoslo tremendo giro argumental o llamémoslo «Disney + ya ha anunciado su existencia, necesitamos poner el foco en este personaje») que cierra este arco de manera abrupta y un tanto absurda. Tan poco importan las peleas (y las tonterías que se dedican los personajes en ellas) que los sucesos de mayor calado ocurren muy al margen de ellas. Como la revelación sobre Thor que pretende poner patas arriba el universo Marvel y que, a no ser que Donny Cates le preste la mínima atención, se quedará en un ‘pues vale, pues bueno, pues me alegro’. O como la escena final de Namor, que va a necesitar mucha viagra para sustituir toda la testosterona que le han quitado de un par de tortas.

 

Los Vengadores #29 (#128)

Qué suerte tienes de regenerarte, Logan

 

A día de hoy no es que ya no sepa qué es lo que pretende hacer un autor que contaba con mi fe ciega cuando cogió esta serie. Es que ya apenas me importa. Toda esta saga de Llega el Fénix se traduce en la presentación de un nuevo/viejo personaje y apenas sí supone un leve avance en las tramas abiertas en esta colección. Es una aventurilla más y una, además, que no nos ha permitido profundizar en ninguno de los personajes al estar todos tan concentrados en comparar la longitud y la frondosidad de sus genitales. Y ahora les toca enfrentarse al Rey de Negro. Ahora. Sí. Un par de meses después. Viva y bravo. Casi mejor que dejemos eso para otra reseña.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados