Magneto

Magneto #1 (X-Men #53): Sin piedad

MagnetoImaginaos a Liam Neeson repartiendo estopa como en cualquiera de las entregas de Venganza o en alguna de sus colaboraciones con el catalán Jaume Collet-Serra. Ahora imaginad que ese mismo Liam Neeson tiene poder sobre el magnetismo y que su nombre en clave es Magneto. Pues eso es justo lo que nos ofrece Cullen Bunn, a un Magneto implacable y con una fuerte determinación, un mutante que no se detendrá ante nada ni nadie con tal de cumplir su misión e impartir «justicia».

 

Este Magneto sale directamente de las páginas de La Imposible Patrulla-X de Brian Michael Bendis en la que Cíclope, reconvertido en revolucionario, es el líder. Nuestro protagonista comparte sus objetivos, no así sus medios para lograrlos, lo que le lleva a hacer la guerra por su cuenta para acabar con todo aquel que ponga en peligro a los suyos.

 

Bunn nos presenta a un personaje que ya no puede etiquetarse ni como héroe ni como villano. Es un personaje que se mueve entre grises, que intenta pasar desapercibido mientras realiza sus operaciones. Pero claro, siendo un tipo con el ego de Magneto, esto es harto complicado, y no tardarán en pisaler los talones las tropas de SHIELD, así como alguna que otra organización antimutante.

 

La serie toma un enfoque callejero, de amenazas en consonancia con la situación del protagonista, de un tono oscuro y que no rehuye la violencia. Magneto es un tipo al que no hay que odiar, sino temer. Matiz muy interesante y que marca inexorablemente el rumbo de la narración. Matiz, además, que el guionista se preocupa en subrayar sobre todo en los primeros capítulos, en los que se nos presenta la acción a posteriori, a través de las declaraciones de testigos y sobrevivientes de sus actuaciones. Temerosos y en estado de shock, estos personajes anónimos describen su terrible experiencia ante el amo del magnetismo. Y no es hasta que no se nos han descrito las consecuencias de sus actos, que vemos el punto de vista de Magneto y seguimos adelante con su cruzada.

 

Magneto

 

Este primer número de Magneto (que se integra en la cabecera X-Men de Panini y sigue su numeración) supone una verdadera sorpresa y sigue la dinámica de la Marvel actual de aprovechar a sus personajes «secundarios» (básicamente todo aquel que no sea un primer espada de Los Vengadores, uno de los mutantes de Charles Xavier o Spider-Man) para ofrecer historias con personalidad propia, que exploran diferentes aspectos que no pueden tratarse en las cabeceras grupales y que buscar ampliar el espectro de público más allá del marvel zombie. El cómic mainstream norteamericano vive un buen momento creativo.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados