Nuevos Mutantes #12

Nuevos Mutantes #12. Reinado de X: A río revuelto…

Nuevos Mutantes #12«Eso no volverá a ocurrir. Os lo prometo«

 

Lo digo de primeras, que si no reviento: la historia que nos está proponiendo Vita Ayala en sus Nuevos Mutantes tiene algunos ingredientes que me dan MUCHA pereza junto con otros que, bueno, pueden llegar a funcionar. Y esto no son buenas noticias para una colección que llevaba la vitola de importante cuando comenzó toda la locura mutante que ha instituido Jonathan Hickman. Ya lo vimos con los escasos cuatro números de Ángeles Caídos: lo que no funciona se cancela y a seguir viviendo. Infernales, que tomó el lugar de la serie de Bryan Hill y tampoco ha hecho demasiado ruido, ha seguido publicándose porque es una locura de tal calibre que termina resultando simpática, pero la actual esfera de los hombres y mujeres X no necesita una segunda serie loca y sí la vitalidad de una serie sobre los ‘bebés X‘, que son (o deberían ser) la verdadera apuesta de futuro de la Casa de las Ideas.

 

Lo que tenemos en la serie de Ayala de momento es un mogollón de tramas funcionando en paralelo con demasiadas cosas que pueden salir mal. Exploradora, que es la que más me duele, está recibiendo por todas partes, siendo dejada de lado y olvidada por todos en una trama que solo puede llevar a que este simpático clon del clon (es una suerte de clon de X-23, que a su vez es una suerte de clon de Lobezno…) termine haciendo alguna locura o cayendo en las garras de algún maloso. Cosmar, Chica Nula, Camaleón y Chico Lluvia ven camino del acantilado en un deportivo a quinientos por hora y sin frenos. Loba Venenosa sufre, Magik lucha… y, en general, el caos parece haberse instalado en la cabecera de los mutantes más jóvenes.

 

«¡Mi hijo merece estar aquí!«

 

El tema es que hemos leído esta misma historia unas mil quinientas veces. Y se supone que esta nueva y brillante etapa debería traernos historias nuevas… y puede que brillantes. No la clásica corrupción del menor por parte del villano que le promete un respeto y un poder que no le han dado sus mayores. No la clásica historia de abandono y perdición del personaje que nos ablande el corazón. No la rebeldía mal dirigida ni la rabia mal digerida. Me parecía en este aspecto más leal con los mutantes de nueva hornada la etapa de Ed Brisson que esta que comenzamos a leer ahora. También es verdad que llevo bastante mal las historias que conllevan confabulaciones insidiosas, traiciones y puñales por la espalda. Me aburre la facilidad con la que se convence a jóvenes y no tan jóvenes de planes maquiavélicos y pensaba que en Nuevos Mutantes leería algo distinto a todo esto.

 

Nuevos Mutantes #12

Nuevos Mutantes #12

 

¿Me interesan los fragmentos del pasado de Amahl Farouk que se nos dejan caer aquí y allá? Por supuesto que sí. Como también me gusta ver nuevas formaciones y estrategias de lucha entre los mutantes jóvenes. Pero creo que hay muchas maneras de llevar a estos personajes y series como Los Jóvenes Vengadores (en cualquiera de sus dos grandes etapas), los Runaways de Rainbow Rowell o el Lobezno y la Patrulla-X de Jason Aaron ya han demostrado que se pueden contar muy buenas historias con héroes de corta edad sin recurrir a artefactos tan manidos como los que se comienzan a intuir en esta entrega.

 

En fin, ojalá me equivoque y dentro de treinta días me encuentre con un número más ilusionante, y dentro de sesenta no me acuerde ya de esta reseña. Pero no me da buena espina hacia dónde se dirige Vita Ayala.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados