Patrulla-X Oro #66-4

Patrulla-X Oro #65-66 (#3-4): Clásicos básicos

Patrulla-X Oro #65-3Ahora mismo estamos un poquito ocupados

 

Dos números más a la saca de la colección de Marc Guggenheim y nuevas notas que confirman, para bien, su retorno a las raíces mutantes. En el número anterior nos quedábamos con Gambito en una situación bastante comprometida ante un ejércitos de ‘nanitos’ (robots microscópicos) que formaba un bicho mucho mayor y empeñado en erradicar a los mutantes. En este número se confirma, estamos ante una nueva versión de los siempre socorridos Centinelas. De hecho, la portada de X-Men Gold #6 (contenido también en el primero de los dos volúmenes que nos ocupan hoy) hace referencia a la evolución de estos míticos robots creados a partir del terror a los mutantes por la mente de Bolivar Trask.

 

Este nuevo Centinela no se diferencia demasiado de los anteriores en sus aspectos más básicos: aprende de cada error, se autorrepara y muy pronto abandona su misión original y considera amenazas a prácticamente todos los humanos. Quizás su rasgo más distintivo sea ahora su capacidad para dividirse en varios cuerpos y adoptar distintas formas a voluntad, un rollo muy similar a lo que nos propone Tsutomu Nihei en el tomo ¡Snikt! que Panini también acaba de publicar y que pronto se dejará ver por aquí. También se diferencia en su punto débil (al menos hasta que vuelva a reforzarse) y éste nos lleva directamente a hablar de Rachel Summers.

 

“He sido muy directa, ¿eh?”

 

La hija de Scott y Jean Grey de la Era de Apocalipsis comienza ya en estos números a presentar sus dos grandes motivaciones para estar en este nuevo equipo mutante. La primera echa sus raíces en lo que Marvel ha hecho recientemente con la Jean Grey del pasado: convertirla en un sujeto mucho más poderoso de lo que nunca fue al margen de la presencia, o no, del Fénix. Guggenheim hace suya la tarea de hacer ahora lo propio con Prestigio: hacerla crecer más allá de lo que su historia siempre ha contado de ella. Fijaros que esto ya no es tradición, sino pura historia nueva, un reflejo de lo que ahora buscan las dos grandes editoriales norteamericanas del cómic: rescatar lo antiguo que tanto nos gustaba sin renunciar a lo nuevo. La segunda razón para Rachel la descubrimos en Patrulla-X Oro #66-4, número en el que vemos a este personaje en una pose bastante distendida con Rondador Nocturno, una historia que viene ya de lejos y que, de nuevo, nos enlaza con otros tiempos.

 

Patrulla-X Oro #66-4

Patrulla-X Oro #66-4

 

Esta segunda entrega que nos ocupa hoy cubre el cruce de Patrulla-X Oro con Imperio Secreto. El guionista utiliza el crossover como excusa para sacar de la escuela a los pesos pesados y dejar entre sus paredes a una directora y unos alumnos que van a ir siendo cazados uno a uno por una nueva versión del Ejecutor. Este personaje, de profundo sentir anti-mutante, nos es presentado de manera que empatizamos al instante con él. El problema, como siempre, viene a estar en el hecho de que quiera solucionar sus traumas matando peña.

 

Patrulla-X Oro, de momento, está sabiendo mezclar en su justa medida tradición y modernidad. Guggenheim ha logrado dar con la tecla pare crear una serie que reúna los principales puntos de lo que hoy le exigen al cómic sus fans. No es, quizás, la más cañera de este nuevo universo, pero sí un gran representante para los mutis.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados