Salvajes Vengadores #7

Salvajes Vengadores #7: El viaje de Conan

Salvajes Vengadores #7«He luchado por la humanidad y, sin embargo… su mundo nunca me ha parecido más infernal«

 

Primer Anual de los Salvajes Vengadores de Gerry Duggan que el guionista aprovecha para continuar con esa suerte de epílogo que leímos el mes pasado y que no hace sino seguir los pasos de Conan (ahora sin la compañía del Castigador) a través de Sudamérica siempre en dirección norte desde que saliera de la Tierra Salvaje, donde tuvo lugar la primera reunión del grupo. Pasan ya dos meses de aquella historia y el tono de la historia ha variado muy poco: Conan llega a un prostíbulo brasileño, descubre que las mujeres de estos establecimientos son esclavas en nuestro mundo y se lanza a una misión de carnicería y salvamento por el mero placer de luchar contra el malvado… y de ser recompensado por ello.

 

Para disfrazar este número de especial al guionista se le ocurre recurrir a Daimon Hellstorm y a la Viuda Negra para que acompañen al bárbaro en esta misión, pero habría dado lo mismo si los hubiera sustituido por un poni y un payaso. La presencia de estos dos antihéroes es poco más que accesoria y sólo se justifica como paso previo a su probable integración en el grupo (sustituyendo a…) de cara a la próxima saga de la colección, cosa que se encarga Duggan de asegurar con esas páginas finales en las que vemos a ambos personajes investigando las conexiones entre la trata de blancas, la droga y los tatuajes mágicos que no hacen sino apuntar en la dirección obvia del gran villano de esta serie marvelita.

 

«¡Kulan Gath puede tener este condenado lugar! ¡Las mujeres son esclavas, el vino apesta y los insectos son del tamaño de mis puños!«

 

En cualquier caso, me está resultando interesante el viaje de Conan por nuestra realidad. No es algo que espere realmente que vaya a durar mucho y eso es porque Conan pega con esta realidad tanto como el chocolate con las anchoas en escabeche, pero, precisamente por esto, resulta aleccionador ver al bárbaro reaccionando a las perversiones de nuestro mundo que nosotros ya hemos entendido casi como normales y asumido como irresolubles. El personaje viene de un mundo de hechicería y violencia y, sin embargo, queda asqueado por una realidad en la que los seres humanos son comprados y vendidos, que es algo que puede que ocurra en el suyo, sí, pero con la diferencia de que aquí no somos capaces de llamar a las cosas por su nombre y los ricos y poderosos nos dedicamos a renombrarlas para que nos parezcan menos horrorosas.

 

Salvajes Vengadores #7

Salvajes Vengadores #7

 

Así pues, el viaje de este personaje sirve para sacarnos los colores. Cuando nuestra, en teoría, menos ‘bárbara’ realidad queda confrontada con la de Conan resulta que las diferencias son tan sólo dialécticas y eso, que debería avergonzarnos, tan sólo hace que el personaje que creara Robert E. Howard termine meditando sobre la clase de mundo pervertido en el que ha ido a caer. Supongo que, una ve terminada su carrera en esta colección, el cimmerio volverá a su mundo y sólo le veremos por la Tierra Prima de cuando en cuando, en eventos u otras ocasiones especiales. Es lo suyo y es lo necesario para no convertir al personaje en otro Hércules, que vea diluida su relevancia con cada nueva aparición. Mientras tanto, está bien tenerle por aquí para recordarnos que ni él es tan bárbaro como su título lo acredita ni nosotros tan civilizados como nuestras costumbres o nuestros gestos quieren tratar de aparentar.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados