Spiderman 2099

Spiderman 2099. Civil War 2099: Revival noventero


Spiderman 2099Igual que no es oro todo lo que reluce, no todo lo que busca el gancho de la nostalgia tiene que molar. De hecho, la mayor parte de las veces este espíritu revival suele dejar insatisfecho a buena parte del público, tanto al que pretende apelar, como al que llega de nuevas. A Peter David y su Spiderman desplazado en el tiempo le viene a suceder más o menos esto último.

 

Este ya quinto tomo de la serie actual (que se iniciara con motivo de Universo Spiderman en 2015) editado por Panini Cómics tiene que lidiar con los acontecimientos de la guerra civil marvelita, tomando una premonición del inhumano Ulysses como base para esta “Civil War 2099”. Miguel O`Hara, que no para quieto en 2017 ni el 2099, tiene que regresar a casa junto a la Capitana América a fin de resolver el misterio en torno al futuro presagiado por el inhumano.

 

Esto sirve de excusa para que Peter David recupere a unos cuantos personajes de la primigenia línea 2099 que naciera y muriera en los 90 con series como la propia Spiderman 2099 o Doctor Muerte 2099 como principales activos. Así, por estas páginas vemos tanto a las versiones futuristas de Castigador o Motorista Fantasma, como a trasuntos creados para la ocasión de otros personajes clásicos de la compañía. Algo que podría tener su gracia pronto demuestra no tener ninguna vocación narrativa, la sucesión de estos personajes en la aventura una finalidad coleccionista, de ampliar el catálogo de héroes de la editorial. Algunos entran de forma forzada o tienen apariciones anecdóticas y la resolución de la historia -que intenta apelar a algunas sagas icónicas- se convierte en una terrible trampa para el guionista, pues resulta gratuita y deja patente el truco empleado, acudir a esa nostalgia y elementos clásicos para camelarse a los lectores sin emplear el mínimo esfuerzo en dotar de sentido o de justificar dicha recuperación.

 

La segunda aventura incluida en el tomo, que junta a Spiderman y Capitana América (convertida en toda una sidekick) con Elektra reviste un interés mayor que la obligada parada en la Civil War, puesto que recupera las tramas abiertas en los anteriores volúmenes de la colección, como la lucha contra el Puño (una organización escindida de la Mano), o el delicado estado de salud de Tempest, la amada de Miguel. Pero si somos honestos, estas anclas no son suficientes para despertar el interés del respetable. La serie está en un punto en el que parece movida por pura inercia y solo es apetecible para los seguidores más acérrimos de un personaje que en los útlimos tiempos, como bien demuestra este tomo, no vive más que de las rentas.

 

El dibujo de Will Sliney (más allá de su calidad) está marcado por secuencias en las que los personajes son representados con unas poses imposibles que le restan aún más verismo a la obra. Spiderman 2099: Civil War 2099 se lee a desgana y solo el cliffhanger final invita a los más pacientes a darle una oportunidad a la serie en el futuro.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados