Saga: Libro Uno

Saga. Libro Uno: Paz y amor… en tiempos de guerra

Saga: Libro Uno«Si tengo que explicarte la diferencia, eres un caso perdido«

 

Cuando uno lee tantos cómics y tan a menudo cada vez ocurre menos. Pero ha vuelto a pasar. Me he enganchado al primer recopilatorio de Saga (la obra de Brian K. Vaughan y Fiona Staples) que publica Planeta Cómic de tal manera que me he tirado las últimas semanas utilizando cada rato libre para tirarme en la cama y leer a gusto. Sí, en la cama. Porque este Libro Uno se extiende a lo largo de más de quinientas páginas en un enorme tomo que no podréis meter en la mochila para leer en el autobús de camino a ninguna parte. Un auténtico integral editado de lujo (pese a su grosor, el libro no da la impresión de ir a perder páginas a la primera de cambio) que va a hacer las delicias tanto de quienes han ido siguiendo la historia a través de sus capítulos ‘mensuales’ o para quienes, como un servidor, acabamos de aterrizar en esta maravilla que comenzara a publicarse allá por 2012 y que a día de hoy sigue sacando capítulos bajo el sello de Image.

 

Pero os estaréis preguntando quienes aún no os hayáis acercado a esta historia de qué va Saga: Pues bien, este cómic nos habla de amor. Habla de familia (de distintos tipos de familia), habla de comprensión, de paz, de fantasía, de redenciones, de perdón regalado, de locura, de felicidad… en una galaxia devastada por la guerra. Una guerra que dura milenios entre dos razas que, habiendo nacido en el mismo sistema solar, han extendido su conflicto a otros planetas y otros sistemas, arrasando con las razas y las civilizaciones que no han querido tomar partido por alguno de los dos bandos y explotando los recursos naturales de cada pedazo de roca espacial para nutrir las siempre hambrientas maquinarias bélicas.

 

«Es lo que tú habrías querido para tu hombre si tú hubieras sido la primera en morir«

 

En medio de este panorama se conocen Marko (un soldado de la luna Guirnalda) y Alana (una militar enemiga del planeta Terravista) en las peores circunstancias (con ella siendo la carcelera de un recién capturado ‘lunero’) y se enamoran. Y se fugan juntos de la prisión. Y de los ejércitos. Y de la guerra… Y hacen el amor las veces suficientes como para que Alana acabe siendo fecundada y dé a luz a una niña. Y aquí empieza la historia. Con dos padres fugitivos que huyen de sus respectivos ejércitos, que tratan de silenciar un romance que hablaría al universo acerca de la posibilidad del fin de la guerra. Y con una cría mestiza de teta que simboliza, sin saberlo, que la paz es posible, que el amor puede triunfar allá donde hace milenios que sólo hay guerra. Que no hay mayor fuerza en el universo que la de unos padres que quieren proteger a su hija y darle la oportunidad de crecer en un mundo donde sea ella misma la que elija su destino.

 

Saga: Libro Uno

Saga: Libro Uno

 

En el camino de su eterna huida, los protagonistas de esta enorme space opera se encontrarán con asesinos con remordimientos, con robots preocupados por su propia descendencia, con espectros de víctimas de la guerra de visionarios beodos cansados de un conflicto que les ha arrebatado todo. Cada cual con su historia, pero todas ellas girando de una u otra manera sobre el concepto de la familia, los sacrificios que ésta exige y el fuego salvaje del amor, que lejos de destruir, purifica y ayuda a regenerar lo que parecía marchito y acabado.

 

Saga es uno de esos cómics que todos los amantes de las viñetas deberíamos leer al menos una vez en la vida. Vaughan escribe un guión hermoso, dulce y, a veces, chabacano que es pura realidad en un mundo de fantasía. Y Staples lo ilustra todo con un arte que nos hace enamorarnos de los protagonistas y maravillarnos con cada nuevo diseño dentro de un universo rico, variado y salvaje. Planeta, además, completa este primer recopilatorio (que contiene dieciocho de los, por el momento, cincuenta y cuatro capítulos de la obra) con guiones, bocetos y las impresiones de los autores acerca del proceso creativo. Será un mastodonte de cómic, pero es un mastodonte que no os vais a arrepentir de tener en la estantería.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados