El Multiverso: Justicia Encarnada

El Multiverso. Justicia Encarnada: Creatividad sin límites

El Multiverso: Justicia Encarnada

Un potente rugido oído en todos los mundos me despertó de mi sopor

 

Concluye la serie más arriesgada e imaginativa de cuantas han salido de la chistera de ese mago de los guiones que es Grant Morrison. El Multiverso ha sido una de las apuestas más atrevidas de cuantas han poblado el catálogo de DC durante los últimos años y sienta la base de futuros proyectos que aún deben concretarse o, incluso, llegar a imaginarse. Porque lo cierto es que Morrison se ha adelantado tanto a lo que la editorial ha de ofrecernos que muchas de las cosas que aquí hemos visto enunciadas aún necesitan del momento justo para ser desarrolladas y de las personas adecuadas para acometer tales proyectos.

 

Porque El Multiverso ha consistido en una breve (pero intensa) aventura en dos números y siete avances no ya de otras tantas, sino de muchas más, colecciones ambientadas en cada una de las 52 realidades que componen el escaparate del universo DC. Morrison ha dado rienda suelta a su imaginación y a los conocimientos acumulados de tres décadas al servicio de la editorial para plantear toda una galería de marcos sobre los que construir a la vez que sienta las bases de una nueva época de posibilidades para las colecciones habituales deceítas en la que las fronteras entre los diferentes universos parecen adelgazar en favor de unos viajes interdimensionales cada vez más frecuentes.

 

Se fortalecen alimentándose de la rutilante carcasa de nuestra anterior víctima

 

Justicia Encarnada retoma la acción donde se detuvo en el primer número y, si bien utiliza puntualmente datos que hemos ido conociendo a lo largo del resto de entregas, se puede leer conjuntamente con éste del tirón sin que el argumento se vea afectado por ello. Este último número tiene, además, la virtud de consagrar a Nix Uotan como personaje de pleno derecho dentro del imaginario deceíta y de hacer evolucionar el concepto del Multiverso, ya que si se destruyó el Multiverso-2 es porque éste existía (¿habrá 52 Multiversos? ¿con 52 universos cada uno? ¿2704 unversos en total que devuelvan a DC a la situación previa a la Crisis en Tierrras Infinitas de los 80?).

 

El Multiverso: Justicia Encarnada

El Multiverso: Justicia Encarnada

 

A corto plazo, El Multiverso va a tener como consecuencia la publicación en Estados Unidos (también bajo la firma de Morrison) de The Multiversity Too, que tratará de desarrollar cada una de estas nuevas series en una colección de novelas gráficas y que, con toda probabilidad abordará la peliaguda situación con la que ha quedado cerrado este evento por el momento. A partir de entonces, y si no media ningún reinicio, la pelota queda en el tejado del resto de autores, a los que Morrison ha regalado no un caramelo, sino una bandeja llena de dulces historias por contar.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados