Imposible Patrulla-X #53

Imposible Patrulla-X #53: Sacrificios de ayer y hoy

Imposible Patrulla-X #53A los dos nos tomaste por tontos…

 

Confieso que Guerras de Apocalipsis está siendo un evento que encaro sin demasiado ánimo en general (he tenido demasiadas raciones del villano durante los últimos seis o siete años), pero es que en la colección que lleva Cullen Bunn hay un tufillo a imposición que no logro quitarme de la cabeza. Me resulta mucho más interesante la side-story de Monet y Dientes de Sable con los Morlocks que las eternas disputas de Mariposa Mental con Arcángel y la repentina pérdida de fe de Magneto. Me lo pone todavía más difícil al incluir a uno de mis personajes favoritos de la Fuerza-X de Rick Remender: Fantomex.

 

El mutante, salido del siempre siniestro proyecto de Arma X, me conquistó con ese falso acento francés, sus modales refinados, su amor por el latrocinio, lo divertido de sus poderes y las posibilidades que ofrecían cuando se conjugaban con sus múltiples centros nerviosos. Al final de su mítica colección (antes de tirar por la borda su carrera con Axis), Remender lanzó a Fantomex hacia un último gran sacrificio que se zanjó con sus múltiples cerebros divididos en otros tantos cuerpos. Esto, a su vez, llevó a que diversos autores pudieran experimentar con cada una de las partes del todo que era el mutante con resultados bastante deplorables (el que se quedó con Cable era para enterrarlo en vida) y ahora resulta muy difícil enfrentarse al regreso del personaje sin preguntarse si será Bunn capaz de devolvernos al donjuanesco genio de la infiltración en toda su magnificencia.

 

Siempre he admirado eso en ti. Eso… y el sabor de tu tuétano

 

Por de pronto, Bunn ha decidido tirar por el Fantomex de la pataleta y la venganza y eso hace que la historia principal, con Warren en modo crossover entre Los Minions y Alfred Hitchcock (quien quiera entender que entienda), me provoque cada día más bostezos y menos ganas de leer el siguiente número. Veremos qué tal resuelve la papeleta Bunn y si es capaz de devolver las cosas a su cauce tras Civil War II (la aparición de diversos títulos en Estados Unidos bajo la bandera de Resurrection X me hace sentir lo contrario…), porque lo cierto es que Marvel le ha dado a los guionistas de las series mutantes pocas oportunidades para desarrollar sus historias.

 

Imposible Patrulla-X #53

Detalle de la portada de Uncanny X-Men #9 de Greg Land y Nolan Woodard

 

Algo más de chicha tiene, como decía, el descenso a los infiernos de Monet para rencontrarse con su torturado y monstruoso hermano (Emplaca, es su nombre, no una orden que os esté dando ahora mismo). Los morlocks quedan en segundo o tercer plano una vez nos encontramos con el verdadero motivo de la presencia de estos dos integrantes del equipo de Magneto en la sociedad bajo las alcantarillas. Lo que no queda tan claro es qué narices le tiene esta vez tan atormentado al vampiro mental de marras ya que, aunque hasta en dos ocasiones le comenta a su hermana que la necesita, parece que se reserva el secreto para el siguiente número. Cosas de Emplaca. O quizás de un mal cálculo a la hora de planificar los capítulos. Vete tú a saber.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados