El hombre del norte

El hombre del norte: El Valhalla espera a Robert Eggers

Hay algo en el cine de Robert Eggers que siempre me ha llamado la atención. No es algo en su estilo visual muy marcado por los primeros planos, sino porque en cada una de sus películas ha ido tratando diferentes mitologías. En La bruja, cogió el folclore europeo de este mito para llevarnos a un viaje de terror entre bosques; en El faro, cogió el mito de Prometeo, se lo apropio, y consiguió crear una historia terrorífica entre los muros de un faro. Ahora, con El hombre del norte, coge de la mitología nórdica el mito de Amleth -que inspiró a Shakespeare a la hora de escribir Hamlet. Porque El hombre del norte es una historia de traición, una historia de venganza, sangre y violencia. Sin miedo a equivocarme, estamos ante la cinta más ambiciosa del director, la cinta con más presupuesto y que juega en la liga de los blockbusters; pero en la que el director quiere retorcer todos esos conocimientos que podamos tener de los grandes estrenos para entregar una cinta que se va cociendo a fuego lento, donde lo místico se junta con lo terrenal y donde las nornas han tejido el destino de todos. Un blockbuster tan autoral como magnífico.

 

Nicole Kidman

 

En los últimos años hemos tenido muchas obras centradas en los mitos nórdicos y en los vikingos. Desde la serie Vikings, hasta el videojuego Assassin’s Creed Valhalla, el cual tiene más de una similitud con la cinta de Eggers. Y es que seguramente el juego de Ubisoft también haya tenido inspiración en el mito de Amleth, ya que tanto el juego como la película comienzan de la misma forma, con una traición, un personaje queda abandonado y busca venganza contra quien le arrebató a su familia. Desde este punto de partida, mientras que el juego de Ubisoft se va por las ramas, la cinta de Eggers se centra en como Amleth va poco a poco dejando atrás la inocencia de un niño para convertirse en un violento adulto. Y ese adulto, llegado el momento que le dictan las nornas, irá en la búsqueda de esa venganza que tanto anhela; bajo la advertencia de no saber si volverá después de su enfrentamiento. Con estos pocos detalles, Eggers consigue crear una cinta visceral, sucia, sangrienta y violenta. Una historia que cada paso que van dando los protagonistas les van acercando a su destino. Un destino que en muchos casos querrán romper e ir contra los designios marcados.

 

Alexander Skarsgård, Anya Taylor-Joy

 

El hombre del norte está cuidada hasta el más mínimo detalle en cuanto a la mitología nórdica se refiere. Desde el principio las referencias al Hel, al Valhalla, a Odín o las nornas están presentes en la cinta. Y no solo de manera verbal, sino que Eggers se permite el lujo de meter momentos puramente mitológicos y de fantasía, pudiendo ver a una valquiria ascender, enfrentamientos o la aparición de brujas que le dirán a nuestro protagonista su destino. Todo esto con un ambiente de terror en el que Eggers se mueve perfectamente. El hombre del norte no es una cinta de terror, pero tiene ciertos momentos donde los pelos pueden erizarse y subirse un poco el cuello de la camisa para taparse la cara. Aunque sea una cinta de acción, no deja de tener el sello de Robert Eggers por doquier, y eso implica que la atmósfera y todo lo que rodea a la cinta tenga tintes terroríficos. Pero también épicos. Y es que la cinta es pura épica. Para ello no necesita de grandes secuencias de acción, simplemente necesita la ambientación, las interpretaciones maravillosas de Anya Taylor-Joy, Alexander Skarsgård, Nicole Kidman o Claes Bang, y también la banda sonora, que hace su trabajo de meternos de lleno en la venganza vikinga y en la mitología nórdica.

 

Ethan Hawke

 

El hombre del norte es una muestra más del talento de Robert Eggers. Es una muestra más de poder hacer grandes producciones, pero manteniendo el toque autoral. Es una cinta violenta, visceral, sangrienta y llena de momentos que se mantendrán en la retina. Una de esas cintas que merecen ser admiradas en una pantalla grande, con el mejor sonido y dejarse llevar por lo que está contando. Una auténtica joya.

Acerca de Christian Leal

Avatar de Christian Leal

Desde niño me apasioné por el séptimo arte, por ello decidí licenciarme en Comunicación Audiovisual, pero después amplié mis miras también hacía la pequeña pantalla en la que devoro, bebo y me alimento de series y cine. Mi vida podría resumirse en un guión de Aaron Sorkin dirigido por David Fincher o Michael Haneke.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados