Batman: Renacimiento #9

Batman. Yo soy Bane: Insustancial

Batman: Yo soy BaneEmpezamos a verle el plumero a Tom King y su «afamada» etapa como guionista del Caballero Oscuro que recopila ECC Ediciones en formato cartoné. A diferencia de lo visto durante la andadura de Scott Snyder, o incluso de lo que anda haciendo James Tynion IV en Detective Comics, el Batman de King parece un kriptoniano medio llegado a La Tierra. No hay nada que pueda acabar con él, no existe sensación de peligro alguna en sus aventuras. El Bruce Wayne de Tom King posee una voluntad no de hierro, sino mágica, que le permite no solo sortear la muerte como quien se cambia de calcetines, sino que va tantos pasos por delante de sus enemigos que a su lado Nostradamus parece un charlatán aficionado.

 

«Algo le guía, algo que nadie puede tocar«

 

La definición de esta etapa de Batman es insustancial. Después de tres volúmenes (cuatro si contamos el cruce con Detective Comics), el único interés de la serie es el amorío que ha surgido entre Bruce y Selina, pero ni eso nos da Tom King, que apenas les dedica el espacio de una trama secundaria. Cuando menos lo imaginemos nos habremos plantado en la boda sin saber cómo. El guionista sigue sin dar con la tecla y lograr que todo encaje. No solo se le nota incómodo con sus propias decisiones (el potencial de Gotham y Gotham Girl se ha evaporado con la misma rapidez con la que apareció), sino con el legado de la etapa anterior (Duke pinta menos que un pincel sin pelos), y esto hace que las aventuras se vayan sucediendo sin que haya un objetivo claro a corto o medio plazo.

 

En este Yo soy Bane, el citado villano sale de su retiro para recuperar lo que considera que es suyo. En el volumen anterior Batman le «robó» al Psicopirata y ahora Bane quiere vengarse. Y de eso va este tomo: de uno actuando como una apisonadora para hacerse con su botín, y de otro haciendo lo imposible para impedirlo. Entre medias, apariciones testimoniales de los diferentes Robin y -todo hay que decirlo- un estimable esfuerzo por crear paralelismos entre los caminos vitales de Bruce y Bane, advirtiendo también que caer del lado de la luz o de las sombras muchas veces depende del ambiente que te rodea. Porque por más que su vida esté marcada por la tragedia, Batman es un tipo con suerte.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados