DCsos #2

DCsos #2-4: Estallido

DCsosNo os podéis imaginar lo que echamos de menos el espíritu mandanguer de la Muestra Syfy. Apenas ha pasado una semana y sentimos que nos falta algo. Pero aquí está DC Comics (ECC Ediciones en España) y DCsos, la «DC Zombies» de Tom Taylor que sin hacer gala de alta lectura nos enamora con sus ánimos de gamberrismo y placer sanguinlento-festivo.

 

«Siempre sospeché que tendríamos que cargarnos Internet para salvar el mundo«

 

En la reseña dedicada al primer número ya dimos cuenta de las intenciones que perseguía esta miniserie alejada de la continuidad oficial del cosmos deceita, convirtiéndose en una opción fantástica para neófitos en estos lares y para amantes del género zombie. Esta tanda de capítulos no viene sino a confirmar aquellas impresiones. Lectura ágil y sin muchas complicaciones. Taylor va relatando su particular apocalipsis sin pensar en las consecuencias a largo plazo para sus personajes; estos solo tienen una preocupación, que no es otra que sobrevivir un día más. Y luego otro. Y otro.

 

La preocupación principal de los protagonistas es la de proteger a sus propias familias. Una vez que estas estén a salvo ya habrá tiempo de pensar en el resto del mundo. Un pensamiento que se aplica al propio Superman, que si bien se desloma por salvar cuantas vidas pueda, en su mente están Lois, Jon y sus padres. Esto se aplica también a Batman y a otros tantos personajes que vemos a lo largo de la aventura, pero es importante recalcarlo porque sitúa a estos «dioses» a nuestra altura. Sienten miedo como nosotros. La amenaza contra la que luchan es real. En este mismo sentido resulta muy interesante que sea el citado Superman y su familia quienes lleven la mayor parte del peso de la acción. Hay varios frentes abiertos (con Átomo o Harley, por señalar un par de ellos), pero el foco termina volviendo siempre a Clark. Es un líder, el héroe más poderoso del planeta… y también ve que la situación le supera. El gran acierto de Tom Taylor ha sido subrayar la dimensión humana de sus personajes.

 

Como es de imaginar en una historia de estas características, las sorpresas no dejan de sucederse y cualquier excusa es válida para colocar a nuestros héroes en lugares completamente alejados de su zona de confort, buscando una reacción en ellos que les permita explorar diferentes horizontes. Que se lo digan por ejemplo a Canario Negro y el plot twist que se marcan con ella (lástima que a la larga no se esté aprovechando y parezca quedar relegada a un complemento estético molón). Quedan solo dos entregas y todo se va encaminando a un final igualmente sorpresivo y ante el que no hay opción de dar marcha atrás. Taylor, con un ritmo frenético, mete la historia en una suerte de embudo para que todas las tramas vayan concentrándose y eludir así la tentación de irse por las ramas o dejar ciertos aspectos en el aire. DCsos no es, como hemos venido diciendo, una historia complicada o con aspiraciones autorales muy marcadas. Tiene muy claro su rumbo y va a por todas hacia él. ¿Cuál es este? Lo sabremos con certeza en los dos últimos capítulos de la serie: DCsos #5 y #6.

 

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados