Guardianes de la Noche #13

Guardianes de la Noche #13: Del revés

Guardianes de la Noche #13«He visto que en sus lenguas llevan escritas las cuatro emociones básicas«

 

El número anterior de Guardianes de la Noche prometía guerra y eso es justo lo que tenemos en el decimotercer volumen de la colección que publica Norma Editorial. Un Tanjirô cada vez menos vulnerable se asocia con su compañero de promoción, el violento y poco dado al cariño Genya, y con su propia hermana para derrotar a una de las lunas superiores mientras que Tokitô, el pilar de la niebla, se enfrenta en solitario a otra  tanto o más peligrosa aún que la otra. Koyoharu Gotouge parece repetir la estrategia de la batalla del barrio del placer (varios personajes dentro de un mismo villano), pero ya en este número vemos que las cosas pueden ser mucho más engañosas de lo que pensamos. En cualquier caso, la elección de villanos y sus peculiaridades nos llevan a la reflexión.

 

Porque para el, o casi mejor los, contrincantes de nuestro protagonista la mangaka recurre a las emociones básicas (dentro de la tradición nipona) del placer, la alegría, la tristeza y la ira. Se saca de la chistera un Inside / Out (Del Revés, 2015) a base de demonios que tratan de replicar fragmentos ‘indivisibles’ de nuestra mente. Sin embargo, cada una de estas cuatro versiones del villano provienen de un mismo individuo central (que además no deja de existir al surgirle las divisiones) y que, aunque no le veamos el nombre en la lengua, se nota a la legua que representa al miedo. Esto nos coloca con cinco emociones en total que son casi las mismas que viéramos en la película de Pixar (cambiando el desagrado / odio por el placer) y contra las que han de luchar los matademonios más inexpertos.

 

«Quería convertirme en pilar para así ganarme tu reconocimiento«

 

Tenemos ante nosotros otro tomo repleto de acción con la fabulosa manera en la que Gotouge representa las peleas, pero me quedo con las ganas de ver una diferencia real entre los cuatro demonios que surgen de la cuarta luna superior. Porque pese a representar emociones básicas, no existe una gran diferencia entre ellos ni sus poderes parecen tener mucho que ver con la emoción a la que representan. Vemos como la alegría vuela y como la ira suelta rayos, pero no hay más indicaciones de que un personaje sea alegre o el otro irascible que un par de intervenciones habladas en un tomo con tanta acción que no deja casi espacio para el diálogo. Es más, del placer y de la tristeza apenas sí que llegamos a enterarnos de que existen más allá de por un par de ataques y contraataques. Por lo general, me parece que estas divisiones (a falta de ver cómo se desarrolla el tema en el siguiente tomo) han quedado un tanto desaprovechadas.

 

Guardianes de la Noche #13

Guardianes de la Noche #13

 

Lo que sí me resulta muy interesante de este tomo son los pequeños flashes que vemos al pasado tanto de Genya como de Tokitô. Del primero, hermano menor de uno de los pilares, comenzamos a vislumbrar de dónde proviene su eterna ira, que es más una extensión de su tristeza que un cabreo como tal, pero nos sigue sin quedar muy claro de dónde le vienen unos poderes que lo sitúan más cerca de los demonios que de los humanos, lo que sin duda alguna va a ser un tema importante de cara al futuro de este personaje y de su relación con Tanjirô. Del segundo somos testigos de un fragmento de su pasado que nos lo revela como un chaval con amnesia que se recuperó de unas heridas espantosas, pero no logra recordar nada más acerca de su pasado y se nos da a entender que su falta de humanidad también proviene de esta pérdida de memoria. Los psicólogos me dirán que las amnesias no tienen por qué afectar al carácter, pero no cabe duda de que el personaje ha ganado unos cuantos enteros en lo que a mi interés se refiere desde este mismo tomo.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados