Cíclope

Cíclope #1. Entre estrellas: Piratas del espacio

Cíclope #1. Entre estrellasEn las páginas de La Nueva Patrulla-X Cíclope (el joven, el viajero temporal) descubría que su padre no solo no había fallecido, sino que era todo un pirata que surcaba el espacio embarcandose en miles de aventuras. Así que si Scott ya tenía idealizado a su progenitor, ahora es el referente al que seguir. Más aún cuando ha visto en quién se convertirá él mismo en el futuro. La solución sería tan inesperada como lógica: Cíclope haría las maletas y se marcharía al espacio con su padre.

 

Es en este punto en el que se sitúa la historia narrada por Greg Rucka (autor que en la Casa de las Ideas ha tratado con personajes como Punisher o Lobezno), una gran aventura (con todas sus letras) que ahonda en el concepto de las relaciones paterno-filiales.

 

El guionista coge el timón de la enésima serie regular ambientada en la franquicia mutante (y van…), aunque con matices, ya que dado su carácter cósmico podría emparentarse con otras colecciones afines como Guardianes de la Galaxia, Nova o Capitana Marvel, lo que deja bien claras las intenciones de Marvel por potenciar este “rincón” de su universo teniendo muy en cuenta la dirección que ha tomado el MCU (Universo Cinematográfico Marvel), así como la aparición de futuros crossovers galácticos en las viñetas (como el Vórtice Negro). Por otra parte, el espacio exterior no le es desconocido a Scott Summers (al menos a su versión adulta), por lo que el cambio de aires no es, en el fondo, tan traumático como podría aparentar.

 

Desde sus primeras páginas Cíclope deja clara su vocación aventurera que sabe explotar muy bien un tono más personal que evoca a la época más prolífica de Chris Claremont en la editorial, lo que le añade un plus de cara a los lectores más reacios a darle una oportunidad a la serie. La relación entre Scott y su padre es el pilar fundamental sobre el que se sustenta la colección, y la excusa para que se metan en mil y un líos. Los dos tienen la oportunidad de conocerse y recuperar el tiempo perdido, lo que les lleva a aceptar cualquier reto y así vivir experiencias juntos. De momento el resto de personajes quedan un poco desdibujados, normal por otra parte ya que durante varios capítulos la acción la protagonizan padre e hijo, sin más personajes a su alrededor. La intención última de este primer volumen es la de crear una relación de confianza entre ambos, con revelación de secretos incluida que les harán unirse aún más. Y en este sentido el objetivo está más que conseguido.

 

Cíclope

 

Volviendo al componente de aventuras, resulta idóneo para explorar al Corsario, un personaje sin demasiada trascendencia hasta el momento (más que para arcos dramáticos muy puntuales que han ido forjando el carácter del Scott adulto), pero con un enorme potencial dada su descripción de buscavidas y tipo proclive a meterse en problemas y salir airoso de ellos. Es una lástima que tengamos a Star Lord ya en primera línea y le esté pisando el terreno. De momento con Corsario y Cíclope hemos visitado un exótico bazar y visto mundos con seres de lo más peculiares, dando la sensación de que, al igual que en Estela Plateada, el espacio puede ofrecer infinidad de posibilidades. Veremos si las aprovechan.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados