House of X

Dinastía de X / Potencias de X #1: Krakoa

Han pasado casi dos años desde que Jonathan Hickman regresara a Marvel cual Segunda Venida para reescribir todo lo que sabíamos o creíamos saber sobre la Patrulla-X y el homo superior. Dinastía de X y Potencias de X llegaron para revolucionar una franquicia (la mutante) que -salvo honrosas excepciones- llevaba demasiado tiempo dando tumbos, lejos del esplendor de antaño que había convertido a la Patrulla-X en referencia ineludible del cómic de superhéroes.

 

«Aquí estás a salvo, Todos lo estamos«

 

Potencias de X

 

Ahora, dentro de la estupenda línea Marvel Premiere (que recoge en tomitos en rústica algunas de las series actuales con más tirón entre las publicadas en grapa), Panini Cómics recupera ambas miniseries en una única cabecera: Dinastía de X / Potencias de X. Cuatro entregas que respetan el orden de lectura ideado por Hickman (según la entrega a veces tocaba leer antes Dinastía de X que Potencias de X o viceversa) y que luego darán paso al skyline de Amanecer de X.

 

La edición es bastante manejable. Aún falta mucho para una publicación en tapa dura de esas que lucen en la estantería, pero estos tomos -que recuerdan a los de los buenos tiempos de Dan Slott en El Asombroso Spiderman o a la estupenda serie limitada Vengadores: Sin rendición- son súper cómodos y tienen una apariencia mucho más duradera que la de las habituales grapas. Y siendo una obra que vamos a leer y releer mil veces, no se me ocurre un formato mejor.

 

House of X

 

Y no exagero con lo de las mil relecturas. La primera es la del shock, la del colapso provocado por el asombro. Son los personajes de siempre, pero todo luce fresco y original. La segunda es la de empezar a asimilar la frase «No es un sueño si es real» que Moira le dice a Charles cuando este la conoce. La tercera y sucesivas se dan (o darán) a medida que avanzamos en el contexto de Amanecer de X o Reinado de X, buscando las pistas que Hickman (o Pepe Larraz y R.B. Silva) iban dejando por el camino. Luego llega (en ese punto estoy) la lectura con una cierta perspectiva. Y finalmente, llegarán (aún falta mucho para ello), las lecturas del placer que nos regalan los clásicos.

 

En el punto en el que aparece está edición ha pasado el tiempo suficiente como para que las ideas plantadas en Dinastía de X / Potencias de X empiecen a germinar en las series derivadas en curso, pero no tanto como para que la etapa esté ya en sus últimas fases; la franquicia sigue alimentándose del plan inicial, pero hay ya una distancia que nos permite atisbar una visión más global de la misma. Ese conocimiento presente y la relativa distancia respecto a la maxiserie original hace inevitable que abordemos la lectura con un «¡qué cabrones!» en la boca en todo momento. Mejor o peor resuelto todo lo que hemos visto estos dos años (y lo que queda) ya estaba en estas páginas. Sin contar con los detalles que (re)descubrimos.

 

House of X

 

El mayor valor de Hickman, Larraz y Silva en Dinastía de X / Potencias de X ha sido el de crear una obra viva. Da gusto entrar una y otra vez en ella y supone además un punto de entrada ideal para cualquiera. Y el viaje no ha hecho más que comenzar.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados