Doctor Extraño #34

Doctor Extraño #1 (#34): Stephen Estelar

Doctor Extraño #34«Me gustaría ver a Iron Man hacer esto«

 

Me encanta. Mark Waid ha cogido el trabajo de Donny Cates, lo ha comparado con la gran etapa de Jason Aaron y Chris Bachalo, lo ha hecho un gurruño y lo ha lanzado a la basura con una gracia sólo al alcance de los autores de larga carrera. Atrás queda el truco tramposo de Loki para devolverle los poderes a Stephen. No ha querido oír hablar de ello Waid, que devuelve al Hechicero Supremo a la posición que ocupara tras la derrota de Empirikul en Los Últimos Días de la Magia, cuando esta serie era una de las que más molaban de la Casa de las Ideas y a ningún editor loco se le había ocurrido quitarse de encima al tándem creativo que ya deslumbrara con Lobezno y la Patrulla-X para poner en su lugar a una galería cambiante de autores con más voluntad que ideas.

 

Así, el Doctor Extraño de Mark Waid vuelve a andar escaso de poderes y, agotadas las opciones en un planeta Tierra aún en busca de su propia magia tras la guerra con los inquisidores científicos que casi matan a todos los magos de nuestra dimensión, Stephen busca ayuda donde nunca antes había tratado de ir: en casa de Tony Stark. Aquí volvemos a ver un guiño a la etapa de Aaron, en la que Tony y Stephen compartían lazos por la ‘hermandad de la barba’. Iron Man es quien le señala a nuestro protagonista el cielo como la próxima frontera a cruzar en busca de respuestas y ayuda de los magos que pueda haber en los infinitos mundos que quedan perdidos más allá de los confines del Sistema Solar.

 

«Ya había estado en el espacio, pero nunca le había gustado«

 

Este primer número poco más nos cuenta que el problema y la sugerencia de solución, pero ya tiene los buenos detalles de un regreso a las formas y el tono clásicos del personaje y el dibujo loco y plástico que se espera de esta colección y que ahora corre a cuenta de un inspirado Jesús Saiz (esperemos que la simbiosis entre dibujante y escritor se prolongue durante una cantidad decente de números). Stephen se embarca en una nueva aventura en la que ni él ni nosotros sabemos qué es lo que se va a encontrar y, aunque el cierre de este primer número parece ser algo descorazonador, lo cierto es que el aroma a aventura está en el ambiente y me muero de ganas por ver cómo se va a continuar a partir del mes que viene.

 

Doctor Extraño #34

Doctor Extraño #34

 

Lo mejor de todo es que Waid nos ofrece una puerta de entrada magnífica para la colección del Hechicero Supremo. Da igual si sois unos fieles seguidores desde siempre, desde Aaron y Bachalo o si acabáis de ver la película protagonizada por Benedict Cumberbatch, la nueva etapa de Doctor Extraño es igual de acogedora para todos los posibles lectores. Y esto no es moco de pavo en una editorial tan preocupada por la continuidad como lo es Marvel, capaz de cargarse a un guionista por no prestarse a que sus personajes estén a disposición del crossover de turno a la primera de cambio. Habrá que ver hacia dónde se dirige la colección, pero de momento nos deja con muy buenas sensaciones.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados