El Asombroso Spiderman #142: Manías venenosas


Damos un pequeño salto desde El Asombroso Spiderman #139 para dejarnos seducir por los simbiontes (tan de moda últimamente gracias a Tom Hardy) y así dedicar próximamente la atención necesaria a la “espectacular” serie que complementa a The Amazing Spider-Man.

 

Panini Cómics recoge en este número #142 el crossover entre el bueno de Spidey y el no tan bueno de Veneno (de nuevo junto a Eddie Brock). Pero no estarán solos, ya que Dan Slott y Mike Costa (los cabecillas de las dos series implicadas) reservan una importante cota de protagonismo a Gata Negra y a Flash Thompson, quien haya gozado de una envidiable trayectoria como Agente Veneno, con una doble intencionalidad: seguir profundizando en las ordenanzas de Legacy y hacer justicia a ambos personajes.

 

Los autores toman como base para este evento algunos de los personajes aparecidos durante la etapa de Thompson como Veneno, con Lee Price y Manía como principales activos. A partir de ellos se teje una historia en la que el simbionte pasa de mano en mano y es convertido en una suerte de arma con la que sembrar el caos entre las familias del crimen neoyorkino. Así, nos encontramos con una amenaza de perfil bajo, una que con más o menos problemas nuestros héroes podrán resolver sin tener que pedir ayuda al músculo de los Vengadores. En este sentido la escala del conflicto está muy bien medida, de tal forma que además de proponer una historia con gran dinamismo y acción, permite seguir la ruta marcada hacia la ya anunciada despedida de Slott de la franquicia arácnida.

 

En tiempos de Legacy, como hemos visto tanto en Spiderman como en el resto de cabeceras marvelitas, las “anomalías” de los últimos años están siendo corregidas a fin de devolver a los personajes clásicos a una situación reconocible y reconfortable para los lectores cuarentones de toda la vida (no se vayan a enfadar más). Peter Parker ha sido una de las “víctimas” más sonadas de esta estrategia comercial (con permiso del no tan muerto Lobezno), hasta el punto de acabar viviendo en el sofá de su todavía novia Bobbi Morse (¿cuánto apostamos a que Slott tiene que romper esta deliciosa pareja antes de despedirse?). Y si el trepamuros ha de pasar de dirigir una multinacional a remendarse los rotos de su traje, la Gata Negra no puede seguir siendo una matriarca de la mafia. En Defensores Felicia Hardy ya apuntaba a su “reinserción” y aquí Costa y Slott lo dejan todo bien apañadito para volver a los juegos entre la araña y la gata. Como efecto colateral (¡Hola, Tom Hardy!) Eddie Brock se apunta de nuevo a eso de ser un protector letal.

 

¿Y Flash Thompson? Por aquí los autores, con el beneplácito de los editores, no pasan. El personaje ha vivido una evolución muy potente y trabajada, pasando de ser el abusón del colegio a convertirse en todo un guardián de la galaxia. Héroe del ejército norteamericano, vengador… si de algo sirve Venom INC. es para reivindicar la figura de Flash dentro del universo Marvel y de la franquicia arácnida. El propio Spiderman subraya la importancia y el valor de su aliado, y los guionistas resitúan en el tablero a un personaje que con la llegada de Legacy parecía haberse quedado fuera de juego. Así, si para Parker la vida ha retrocedido varios años, para Thompson se presenta un nuevo y esperanzador capítulo.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados