Guardianes de la Galaxia

Guardianes de la Galaxia #19-20: ¡Menudo morro!

Guardianes de la Galaxia«Vas a escuchar la verdad«

 

Brian Michael Bendis ha sacado petróleo de Pecado Original sin necesidad de cruzarse con Pecado Original. En serio. Ninguna de sus tres series actuales tiene una implicación directa con los hechos acontecidos en torno a la muerte de Uatu (con excepción de la participación casi humorística de Gamora y Cohete) y, sin embargo, el de Cleveland se las ha arreglado para dejar secretos largamente guardados al descubierto aprovechando la coyuntura y, ya que estaba, para revolver un poco más los universos en los que está bregando.

 

En Guardianes de la Galaxia #18 dejamos a Peter Quill literalmente atado de pies y manos mientras Gamora le interrogaba acerca de uno de los secretos más celosamente guardados de Marvel Now! ¿Qué ocurrió entre Thanos, Drax, Starlord y Nova en el Cancerverso? ¿Por qué todos ellos, salvo Richard Ryder, lograron escapar de allí? La asesina de piel verdosa, como hija del titán loco, tenía derecho a cuestionarse los silencios de sus compañeros de equipo y Bendis aprovecha el penúltimo crossover marvelita para explorar unos acontecimientos que todos los lectores estábamos deseosos por conocer.

 

«Que me miraría y eso la haría feliz«

 

A tal efecto Bendis se ha asociado con Ed McGuiness, que firma un TRABAJAZO (mayúsculo, en serio, ha hecho falta que llegara Bendis para explotar el potencial de este dibujante como está mandado), y ha preparado una historia que derrocha épica por los cuatro costados y que pone fin a las incógnitas que nos planteábamos antes de una manera que, vale, se veía venir de una u otra forma, pero que también hace justicia a los personajes implicados y saca lo mejor de cada héroe, aparte de dejarnos ver cómo se siente uno al partirle la cara una y otra vez a Thanos, que siempre es divertido.

 

Guardianes de la Galaxia

Guardianes de la Galaxia #20

 

En definitiva, el cruce de Guardianes de la Galaxia con Pecado Original (que además se puede leer con independencia del resto de la serie) se convierte casi de inmediato en una de las mejores sagas que han pasado por una cabecera que no hace sino crecer y crecer, que ya molaba antes de la película de James Gunn y que ahora, con su empuje, vive momentos dorados para el deleite de todos sus entregados lectores. Si no os la habéis pillado ya ya estáis tardando.

 

«Estoy viva. O al menos lo estaba cuando grabé este mensaje«

 

La trampa llega cuando termina el tercer capítulo de Pecado Original. Panini aprovecha el fin de la saga para colarnos dos números descolgados que ni tan siquiera quedan bien ubicados en el tiempo y así vendernos un Guardianes de la Galaxia bien gordito que, por supuesto, duplica (y más) el precio habitual de la cabecera.

Para el primero de estos números tiene excusa al menos. El primer anual de la colección se fue retrasando mes a mes en Estados Unidos debido a la sobresaturación de trabajo de su estrella invitada (el dibujante Frank Cho) y no ha sido hasta diciembre (un bravo por la velocidad de Panini en traérnoslo) que el extra ha podido ver la luz. Bendis vuelve a tirar de lejos de Pecado Original para construir un capítulo centrado en el papel de Carol Danvers en el equipo de «piratas» espaciales y en la morriña de ésta por la Tierra y sus Vengadores. Un divertido paréntesis en la serie en el que Cho se hincha a dibujar personajes clásicos y que termina con una interesante reflexión acerca de la finalidad de los superhéroes y sobre la soledad y la frustración que tienen que afrontar en ocasiones.

 

Guardianes de la Galaxia

Venom en el Free Comic Book Day de Guardianes de la Galaxia

 

Más tramposa es la inclusión del número de Guardianes de la Galaxia que se regaló en Estados Unidos con motivo del Free Comic Book Day (Día del Cómic GRATIS, sí, amigos). Esta historia, que explica el por qué y el cómo de la unión de Flash Thompson a los Guardianes, se publicó originalmente en mayo de 2014 y ya en su día, cuando os hablé del Guardianes de la Galaxia #14, tuve que hacer obligada referencia a esta grapa, pese a poca gente logró hacerse con ella en nuestro país. Con todo, se agradece que Panini lo haya traído, que bien se lo podría haber guardado y entonces no nos quedarían métodos legales para entender qué llevó a Venom a unirse a esta disparatada banda.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados